Europa vs BlaBlaCar, lo último desde Bruselas les pondría en aprietos

Europa vs BlaBlaCar, lo último desde Bruselas les pondría en aprietos

0
Compartir

Recientemente leíamos en Voltaico acerca de la compañía de coches Autónomos Nutonomy que estaba haciendo temblar al gigante de transporte Uber. Pero los problemas de Uber tanto con la competencia como con la justicia vienen de antes. Como todos sabemos, Uber es una plataforma virtual que pone en contacto a conductores y clientes mediante su aplicación de smartphone. Estos conductores suplirían al concepto de taxistas, haciendo un servicio más barato y cobrando a sus clientes sólamente mediante la aplicación, haciendo a su vez el proceso más seguro y fiable.

Por ello, debido a la gran clientela que estaban perdiendo, las asociaciones de taxi de Madrid decidieron denunciar esta plataforma y el juez Andrés Sánchez Magro, decretó el cierre cautelar de UberPop el 9 de Diciembre de 2014.

Blablacar en equilibrio con la justicia

Y es que la famosa plataforma Blablacar lleva desde entonces en el punto de mira de la justicia en el sentido de que realiza una función similar a Uber, aunque ésta propone el concepto de conducción colaborativa, lo que viene siendo poner en contacto a individuos para compartir coche, viaje y gasolina. Pero como podíamos leer en la web de El Confidencial, los peores temores de Blablacar se han hecho realidad al saber que el magistrado del Juzgado de lo Mercantil número 2 de Madrid, Andrés Sánchez Magro –el mismo que cerró Uber– lleva ahora su caso.

Te puede interesar: Nutonomy lo consigue, el coche autónomo aparece en Boston blablacar-coche-carton

¿Plataformas tecnológicas o servicio de transporte?

Esta pregunta en clase para las empresas que se dedican a la conducción colaborativa. Si se decidiera que son servicios de transporte, deberían cumplir las leyes nacionales pertinentes –en España la Ley de Ordenación del Transporte Terrestre, LOTT– y un montón de requisitos. En cambio, si fueran declaradas plataformas tecnológicas no tendrían restricciones de ningún tipo e incluso podrían ofrecer nuevos servicios.

Blablacar para Android

Blablacar para iOS

Según la Comisión Europea ante el Tribunal de Justicia, habría que analizar ésto en base al control de influencia que hace la plataforma en el servicio. Si bien Uber establecía tanto el precio como las condiciones del contrato y servicio y por lo tanto se le decretó como algo más que compañía tecnológica, Blablacar hace algo similar ya que, aunque no establece el precio –sólo indica el recomendado por trayecto– sí establece términos contractuales y uso del servicio. Es decir, sería considerada una mezcla entre plataforma y servicio de transporte y por lo tanto debería estar sujeta a la LOTT.

blablacar-coche-madrid

Polémicas y preferencias aparte, se prevee que se dicte sentencia a mediados de abril o mayo de 2017. Así que sólo queda esperar y, si sois asiduos de esta aplicación, aprovecharla por si acaso.

No hay comentarios

Dejar una respuesta