Inicio Actualidad Cómo nos ayuda la tecnología a reconvertirnos tras la muerte

Cómo nos ayuda la tecnología a reconvertirnos tras la muerte

0
Compartir

Pasada la festividad americana de Halloween, el día 1 de Noviembre lo dedicamos los españoles a acudir a los cementerios para llevar flores a nuestros familiares fallecidos.

Si bien cada vez más se está implantando en España y en el resto del mundo la moda de la incineración, la ciencia –y el negocio que trae detrás– ha dado un paso y ha originado lo que conocemos como Entierros ecológicos.

Enterrar nuestras cenizas bajo tierra

Esta es la idea de la empresa barcelonesa Bios, la cual ha aumentado su plantilla debido a su gran éxito. Esta entidad ha creado la llamada Urna Bios, la cual consiste en una urna hecha entera de materiales biodegradables con forma de cono que contiene en un extremo una semilla y en otro extremo las cenizas del difunto.

urna-bio

Para que el proyecto tenga más probabilidades de éxito, deben mezclarse los restos humanos con tierra del lugar donde la vayamos a plantar y utilizarse además tierra fertilizante. El coste de la Urna Bios es de aproximadamente unos 132 euros, lo cual es bastante asequible y nada disparatado en comparación de una urna normal.

Las apps no podían faltar

Visto el éxito y el negocio que eso conlleva, la empresa catalana ha decidido lanzar un nuevo producto previsto para 2017: la Bios incube. Ésta es una maceta inteligente que cuenta con irrigación automática y sensores para permitir un desarrollo óptimo de la planta. Además, todas estas condiciones pueden ser controladas a través de una app directamente desde el móvil. Será vendida entre los 300 y 400 euros.

Sustituir los cementerios por bosques

Por su parte, la empresa italiana Capsula Mundi, apuesta por sustituir los cementerios de lápidas por grandes bosques en los que memorar a nuestros difuntos.

capsula-m La idea es enterrar a las personas en cápsulas biodegradables –hechas de maíz, almidón y patatas– y plantar encima de éstas árboles. De esta forma se obtendría más terreno para poder plantar árboles y vida verde.

Si bien existen diferencias entre ambas empresas, debido a la globalización masiva y a la contaminación a la que está sometida el planeta, ambas opciones deberían ser consideradas como, aparte de una metafórica prolongación de la vida, una solución a lo anterior.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here