El acceso a internet de alta velocidad es ahora un derecho en...

El acceso a internet de alta velocidad es ahora un derecho en Canadá

0
Compartir

Todos tenemos derechos y deberes por los cuales nuestras naciones deben de velar. Si bien tener una vivienda, comida o ropa digna son unos de nuestros principales derechos, la libertad de expresión y todas sus variantes –como religión o ideología– también forma parte de éstos.

De esta forma, Naciones Unidas declaró en 2011 internet como un derecho fundamental del ser humano debido a que lo consideró una herramienta imprescindible para poder hacer uso de nuestra libertad de expresión. De hecho, como recogía la web de El Mundo, el Relator Especial de la ONU, Frank La Rue declaró en un comunicado de prensa: “”La única y cambiante naturaleza de Internet no sólo permite a los individuos ejercer su derecho de opinión y expresión, sino que también forma parte de sus derechos humanos y promueve el progreso de la sociedad en su conjunto”.

Internet con una velocidad mínima de 50Mbps es un derecho básico para los canadienses

Como podíamos leer en la web de Gizmodo, el director del organismo regulador de las telecomunicaciones en Canadá, Jean-Pierre Blais, declaró que: “El futuro de nuestra economía, de nuestra riqueza y de nuestra sociedad depende de que nos marquemos metas ambiciosas y una de ellas es conectar a todos los canadienses para el siglo XXI. Es una meta ambiciosa y que no será fácil de completar ni barata, pero no tenemos elección.

Artículos relacionados: ¿Es buena la velocidad de tu internet? Google está preparando una herramienta para ayudarte wifi1

Ahora bien, si bien el poder acceder a internet de alta velocidad es un derecho, esto no implica que éste esté garantizado. Así pues, el anuncio de este nuevo derecho viene acompañado con una muy buena iniciativa, ya que se tomarán medidas para garantizar las conexiones de al menos 50Mbps hasta en zonas rurales y remotas. Y he aquí el problema del asunto, pues bien es sabido que Canadá se caracteriza, además de por sus casi 10 millones de metros cuadrados –lo que implica que las poblaciones puedan estar apartadas entre sí– por sus bajas temperaturas que llegan a los menos 40 grados centígrados.

De esta forma, el gobierno canadiense prevee que con una inversión de 750 millones de dólares, para el año 2021 ya un total del 90% del país cuente con este tipo de conexión.