Atento a la idea que tienen en Japón para evitar que los...

Atento a la idea que tienen en Japón para evitar que los ancianos se extravíen

0
Compartir

La tecnología avanza a pasos agigantados y afortunadamente ésta no lo hace sólo en el ámbito de smartphones y videoconsolas. De hecho, como leíamos recientemente en Voltaico, ya es posible una aplicación que detecta problemas de piel a distancia y, de hecho, ésta ha supuesto una gran ayuda en países en vías de desarrollo debido a la rapidez del diagnóstico que facilita.

El alzhéimer es una enfermedad que afecta hoy en día a 44 millones de personas en todo el mundo. Según los expertos, este tipo de demencia continuará con una tendencia ascendente y se prevé que llegue a afectar en 2050 a 135 millones de personas, por lo que se convertiría en la enfermedad más importante del siglo XXI. De hecho, es una enfermedad terrible tanto como para los que la padecen, ya que ven reducidos sus recuerdos y a menudo se asustan debido a que no saben dónde se encuentran o con quién están, como para las familias.

Colocar un código QR en la uña

Como leíamos en la web de Xataka, es precisamente siguiendo esta línea donde en Japón han tenido una idea realmente ingeniosa y revolucionaria: colocar un cógido QR en la uña de los ancianos que padecen tanto esta enfermedad como otras degenerativas de la memoria, donde se incluiría también la demencia senil.

Artículo relacionado: Este implante de cerebro permite a una mujer completamente paralizada volver a comunicarse. una-qr

Realmente esta idea es bastante viable, ya que hoy en día escaneamos todo mediante códigos QR y hasta el smartphone más mediocre puede leerlos. Desde la cartelera de un cine hasta la historia de una calle o monumento, todo se lee mediante un código QR al instante.

Funcionamiento rápido y eficiente

Si bien los ancianos que se encuentran en medio de la calle perdidos no cuentan siempre con su cartera, el hecho de que este código QR esté insertado en la uña garantiza que éste siempre esté con ellos. Una vez que la autoridad pertinente lo localiza, el procedimiendo es bastante sencillo: el código contiene la información de contacto del paciente y la policía puede acceder a dicha información con un software especializado.

Lo mejor es que este servicio de etiquetado es gratuito ya que lo financia el gobierno, aunque la desventaja radica en que el código posee una vida útil de dos semanas, lo cual es un perioso de tiempo demasiado corto. No obstante, cabe decir que esta idea es bastante optimista y que, si consigue tener éxito en Japón, no estaría de más que se implantara en el resto del mundo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta