BMW espera años difíciles para los vehículos eléctricos

BMW espera años difíciles para los vehículos eléctricos

0
Compartir

En el último año BMW, una de las primeras impulsoras de la movilidad eléctrica con su gama i, ha echado el freno al desarrollo de sus modelos eléctricos poniéndolos en el congelador o bien replanteándose la estrategia general de la marca al respecto.

¿Cuál es el motivo de este enfriamiento? Según Stefan Juraschek, Vicepresidente de Desarrollo de Sistemas de Propulsión Eléctrica BMW espera, a pesar de las múltiples novedades de los fabricantes, unos años difíciles por lo que hasta ahora es el verdadero cuello de botella de esta tecnología, las baterías.

Según BMW no hay expectativas de una mejora clara en el campo de las baterías en los próximos años y eso está ralentizando el desarrollo así como la capacidad de competir con los vehículos de combustión tanto en precio como en autonomía.

bmw-i8

BMW es uno de los pocos fabricantes que no se ha decidido a invertir fuertemente en el desarrollo de nuevos sistemas de almacenamiento. Depende de los proveedores y si estos no mejoran su tecnología poco podrá hacer el fabricante alemán. Uno de sus proveedores es Samsung, gracias al cual en la versión 2017 del BMW i3 se podrá disfrutar de una batería con una capacidad de 33 kWh, superior a la de 22 kWh que hasta ahora ofrecía el peculiar modelo alemán.

Hemos aprendido que la gente no está preparada para pagar un precio más alto por un vehículo eléctrico. No veo algún tipo de elemento perturbador que haga que los coches eléctricos impulsen sus ventas rápidamente en los próximos cinco a seis años “.

Esta falta de desarrollo puede dejar a BMW fuera de juego con el resto de competidores. Tesla está invirtiendo muchísimo dinero en investigación ya que entiende que las baterías es el aspecto clave para la implantación definitiva del vehículo eléctrico y también otros fabricantes, como el tándem Renault-Nissan, están haciendo lo mismo.