El nivel de contaminación en China, en topes históricos

El nivel de contaminación en China, en topes históricos

0
Compartir

La contaminación en las grandes ciudades es un problema que sufren varios países en el mundo, y aunque los vehículos de gasolina y diésel no son los únicos culpables, muchos opinan que prohibir totalmente su venta sería una gran medida para ayudar a combatir este problema medioambiental.

Sin ir más lejos, en España los habitantes de la ciudad de Madrid han podido experimentar las primeras consecuencias de la contaminación, y aunque se trata de niveles bajos en comparación con otros países, ya se han tenido que aplicar medidas de control del tráfico para evitar que se alcance niveles superiores.

Mientras algunos investigan los combustibles ecológicos, la contaminación no hace más que aumentar de forma alarmante, especialmente en países como China donde se están registrando los niveles más altos de todo el planeta. El riesgo para la salud es tan elevado, que incluso parece estar afectando al turismo del propio país.

100 veces superior al límite de seguridad

Niveles de contaminación en China alarmantes

China ha alcanzado recientemente su nivel más alto de contaminación de todo el año, registrando en varias regiones mediciones 100 veces superiores a las máximas recomendadas por los servicios de salud para que no afecte considerablemente a la salud de los ciudadanos.

De hecho, este mismo lunes el Gobierno ordenó el cierre de grandes fábricas y el tráfico ha sido restringido en 23 ciudades que actualmente se encuentran en alerta roja por contaminación, permitiendo circular a los vehículos en días alternos como se ha estado haciendo en Madrid.

Recomendamos: Hacer plástico desde el CO2 del aire, una realidad según Ford

La situación es tan grave actualmente, que en la ciudad de Beijing se han cancelado cerca de 200 vuelos, y los centros de educación también han tenido que permanecer cerrados en un intento de evitar la exposición innecesaria al aire nocivo lleno de partículas peligrosas.

Se espera que hoy sea el último día de aplicación de estas medidas tan severas, aunque eso es algo que solo las próximas mediciones de niveles de contaminación decidirán. Greenpeace estima que alrededor de 460 millones de personas se han visto afectadas por la calidad del aire solo en este año.

No hay comentarios

Dejar una respuesta