Samsung Galaxy S8, todas sus variantes tendrán pantalla curva

Samsung Galaxy S8, todas sus variantes tendrán pantalla curva

0
Compartir

Samsung tiene la obligación de medir muy bien sus próximos pasos con el Galaxy S8 si no quiere empeorar todavía más su imagen, tras lo ocurrido con varios de sus terminales Galaxy Note 7 que finalmente tuvieron que ser retirados del mercado envueltos en una gran polémica a causa de las explosiones de sus baterías.

Por este motivo el Galaxy S8, que será el próximo dispositivo móvil de la compañía surcoreana, no solo tiene que llegar en perfectas condiciones sino también ser capaz de impresionar a sus posibles compradores, introduciendo cambios estéticos como una pantalla que ocupe todo su frontal, similar al Xiaomi Mi MIX.

De sus novedades se ha estado hablando mucho últimamente, y todo apunta a que seguramente este nuevo modelo de la familia Galaxy marcará un antes y un después en la historia de Samsung. Como mínimo esa parece ser la intención, y con su llegada parece que también podrían desaparecer las pantallas planas de esta línea.

Pantalla curva en todos los modelos

Samsung Galaxy S8

Tal y como nos cuenta el medio Softpedia basándose en la información del diario The Korea Herald, Samsung habría tomado la decisión de no ofrecer dos variantes del mismo terminal con diferentes tipos de pantalla, pasando a adoptar el mismo en todos ellos.

Aunque se ha hablado bastante sobre el posible Samsung Galaxy S8 Edge, finalmente parece que todos los modelos adoptarán las pantallas con bordes curvos que ya introdujo la compañía con los Galaxy S7 Edge, confirmando así la información que también hablaba sobre esta posibilidad.

Sin embargo, varios analistas creen que será difícil, por no decir prácticamente imposible, que la compañía logre implantar este tipo de pantallas en todos sus modelos en la línea de producción, debido a la baja demanda con la que cuentan este tipo de paneles actualmente, que no parecen terminar de convencer a todo el mundo.

De hecho, hacen especial hincapié en que muchos usuarios prefieren contar con una pantalla plana tradicional para evitar pulsaciones accidentales en los laterales de la zona táctil, con acciones tan simples como sujetar el teléfono como lo harías con cualquier otro.

Para saber qué ocurrirá finalmente tendremos que esperar, aunque esta decisión parece que no tendría nada que ver con la eficiencia, sino más bien con el hecho de querer destacar distinguiendo sus dispositivos frente a los de la competencia.