Call of Duty: Infinite Warfare vende menos de lo esperado

Call of Duty: Infinite Warfare vende menos de lo esperado

0
Compartir

Aunque claramente cada uno de ellos está orientado a un público diferente, Call of Duty: Infinite Warfare y Battlefield 1 se enfrentan cara a cara para demostrar cuál es el mejor videojuego del año dentro del género de los FPS (First Person Shooter) en una épica y continua batalla.

Actualmente las entregas de Call of Duty cuentan con 3 años de desarrollo gracias a la incorporación de un tercer estudio de desarrollo, Sledgehammer Games, que se uno a los ya conocidos Infinity Ward y Treyarch, aunque esto permite que se mantenga el ritmo de lanzamiento de una nueva entrega por año.

Antes del lanzamiento de ambos títulos las redes respondieron claramente a favor de Battlefield 1, y ahora parece que esta tendencia también se está viendo reflejada en las cifras de ventas de ambos títulos, al menos por ahora a falta de información más actualizada, y a la espera de la llegada de la campaña navideña.

Black Ops III vende más que Infinite Warfare

Call of Duty Infinite Warfare

Según informa la cadena americana CNBC en base a la información publicada por diversos analistas, las ventas obtenidas por Call of Duty: Infinite Warfare en el mes de noviembre descendieron a la mitad comparadas con las que obtuvo Call of Duty: Black Ops III.

Así lo afirman dos analistas de Wall Street quienes consideran que este descenso del 50% en ventas comparado con el año anterior, es el único causante de la caída del valor de las acciones de Activision Blizzard en un 20% respecto al valor que poseían antes de su llegada al mercado.

Recomendamos: Estos son los videojuegos más buscados en Google del 2016

Sin embargo, aunque estos datos están sobre la mesa, a falta de información oficial de Activision Blizzard y Electronic Arts resulta un poco difícil saber cuál de los dos FPS estrella de este año por parte de ambas empresas está obteniendo un mejor resultado, aunque claramente este descenso en ventas es un duro golpe para la primera.

De hecho, las semanas previas al estreno de Infinite Warfare algunos analistas estimaban que las ventas caerían un 10%, una cifra que parece haberse quedado muy corta. Todavía tiene que llegar la campaña navideña, algo que podría impulsar las ventas de ambos videojuegos en todas sus plataformas.