¿Por qué el iPhone 7 no aprovechará la caída del Note 7?

¿Por qué el iPhone 7 no aprovechará la caída del Note 7?

0
Compartir

Prácticamente todos los usuarios de Internet conocen a estas alturas los problemas que ha tenido Samsung con su Galaxy Note 7, un dispositivo que se ha visto envuelto en varias explosiones. Parece que finalmente la compañía ha descubierto qué provocó estos problemas, aunque todavía no lo han revelado.

Ante el peligro que suponía para los usuarios seguir utilizando estos dispositivos, Samsung tomó la decisión de dejar de comercializar el Galaxy Note 7. Además de esto, también solicitó a todos sus compradores que lo devolviesen a las tiendas para proceder a su devolución, o cambio por otro dispositivo como el Galaxy S7, según preferencia del cliente.

Lo lógico en esta situación habría sido pensar que este grave problema serviría para impulsar las ventas del iPhone 7, pero parece que finalmente no ha sido así. Desde el grupo NPD, dedicado al estudio de los mercados, parecen tener muy claro el motivo por el que esto no ha ocurrido.

“El iPhone 7 es aburrido”

iPhone 7 de color negro

En un primero momento se dio por sentado que Apple se beneficiaría de los problemas que Samsung ha tenido con el Galaxy Note 7, aunque no tardaron en aparecer otras opiniones que anunciaban un escenario en el que este efecto prácticamente no tendría impacto en los números de los de Cupertino.

Todavía son varios los analistas que opinan que la demanda del iPhone 7 y iPhone 7 Plus crecerá tanto como para obtener los mayores ingresos de todos los cuatrimestres de fin de año registrados hasta ahora por Apple, aunque otros no están tan convencidos de ello.

Recomendamos: Samsung lucha para que los Note 7 no se conecten a la red móvil

Como decía antes, para el grupo NPD los nuevos iPhone son tan aburridos que han perdido completamente la posibilidad de aprovecharse económicamente de lo ocurrido con el Galaxy Note 7, algo que podría haber ocurrido “en caso de que Apple hubiese presentado un dispositivo interesante” y no una mera ampliación de características como llevan haciendo los últimos años.

Stephen Baker, vicepresidente de NPD, asegura que los clientes de Samsung han decidido permanecer fieles a la marca optando simplemente por otros modelos de gama alta de la familia Galaxy. Por ejemplo, los Galaxy S7 y S7 Edge parecen haber sido las alternativas favoritas, entre otras que no han sufrido los problemas del Note 7.