Irlanda está molesta por cómo la UE ha tratado a Apple

Irlanda está molesta por cómo la UE ha tratado a Apple

0
Compartir

Ahora que el final del 2016 está cada vez más cerca, haciendo un repaso a los temas del año, sin duda uno de los que mas ha dado que hablar tiene poco que ver con la tecnología en sí sino más bien con la prensa económica: los problemas de impuestos de Apple en Europa.

Mucho se ha hablado sobre cómo las grandes empresas tecnológicas utilizan la ingeniería financiera para evitar el pago de impuestos y, más concretamente en Europa, cómo estas sitúan su sede en Irlanda por contar este país con una carga fiscal mucho menor en comparación a otros socios europeos.

Este tipo de jugadas puso en alerta a la Unión Europea que, después de investigar, reclamó a Apple, imponiendo sanción, nada más y nada menos que 13.000 millones de euros en concepto de impuestos no abonados. El gobierno irlandés ha decidido tomar parte activa y lo ha hecho de parte de Apple, interponiendo un recurso para revocar la decisión de la Comisión Europea.

Recompensas seguridad Apple

El argumento que esgrime Irlanda es que las competencias de la Unión Europea no llegan hasta tal punto y que el país tiene capacidad de decisión, considerando el el gobierno irlandés consideran esta resolución una invasión a su propia soberanía tratando de intervenir en las normas irlandesas sobre el impuesto de sociedades.

El nivel de impuestos a pagar en Irlanda en comparación con el resto de países europeos es ciertamente bajo pero está por ver si la Unión Europea tiene potestad para cambiar esto. Caminando hacia una política fiscal común la lógica dice que sino es ahora más pronto que tarde sí será la Unión Europea quien marque las pautas.

Por parte de Irlanda su principal interés, además de por supuesto defender su soberanía, es mantener el gran número de empresas que tienen su sede europea en el país. Además de Apple en Irlanda están otros gigantes como Microsoft, Google, Facebook, Amazon…vamos, todos los grandes tienen su sede en Irlanda, país para el cual perder dichas empresas sería un palo bastante duro. ¿Quién saldrá ganador de esta disputa?

No hay comentarios

Dejar una respuesta