Importante multa para Valve y Steam en Australia

Importante multa para Valve y Steam en Australia

0
Compartir

La Corte Federal de Australia ha impuesto una multa a la compañía Valve por valor de 2,2 millones de dólares americanos. La causa de este castigo, cuyo importe es 12 veces superior a lo estimado en su día por la empresa, radica en la violación en Steam de las leyes que protegen al consumidor, y es que la plataforma de videojuegos no ofreció una política de devolución entre los años 2011 y 2014.

Te puede interesar: Steam anuncia soporte nativo para el DualShock de PS4

No sabemos si esta multa es la consecuencia de una imprudencia o una temeridad por parte de Valve, y es que según indican en Engadget cuando Steam llegó a tierras australianas no contrató ningún tipo de asesoramiento legal y no se cercioró de las leyes vigentes en el país hasta 2014, cuando la Comisión de Competencia y Defensa del Consumidor local le alertó.

Ausencia de soporte

Tal y como ha indicado el juez James Edelman, responsable del fallo, Steam se instauró en Australia y no prestó soporte ni atención a las cuentas locales que presentaban problemas y/o reclamaciones. Unas quejas que ascenderían hasta las 21.124 reclamaciones entre el período citado entre 2011 y 2014.

Steam Política Devoluciones

Claro que para poner en contexto esa cantidad tenemos que conocer que en el país australiano Steam cuenta con 2,2 millones de cuentas de usuario. Las proporciones de quejas o problemas son normales, el inconveniente ha surgido al no ofrecer la compañía ninguna política que escuchara esas demandas.

Un caso que viene de lejos

El proceso legal contra Valve dio comienzo el pasado mes de marzo, cuando la Corte Federal del país se dio de bruces con la ausencia de las mencionadas políticas, y es que fue a mediados de 2015 cuando Steam incorporó una política de devoluciones a nivel internacional.

Valve propuso en un primer momento pagar una multa de 250.000 dólares australianos (180.000 dólares americanos), pero la Justicia australiana ha decidido elevar el importe, ya que como ha indicado Edelman “no se trataba de un coste real de hacer negocios. Prácticamente ni lo hubieran notado”.

Multa para Steam