Inicio Actualidad Inventan un parche que repara el corazón tras un infarto

Inventan un parche que repara el corazón tras un infarto

0
Compartir

Los avances en la medicina nos han llevado a curar enfermedades que hace 50 años ni siquiera se llegaban a diagnosticar en muchos de los pacientes que las sufrían. A día de hoy la principal causa de muerte en España son las enfermedades cardiacas, como el infarto o la angina de pecho, seguidas de las cerebrovasculares y el cáncer. De ahí que todos los esfuerzos de la comunidad científica se centren en ponerles una solución.

Que pasa en el corazón tras un infarto

Antes de entrar en materia con el invento que nos ocupa, es importante entender que le pasa al corazón cuando sufre un infarto. Cuando una arteria se obstruye, impide el riego de sangre hacia el corazón. Al no recibir sangre, no recibe el oxígeno que le permite producir energía para moverse y bombear más, de manera que las células sin oxígeno acaban muriendo. Las células muertas dejan una especie de “cicatriz” de tejido dañado en el ventrículo izquierdo del corazón. Este tejido no es capaz de transmitir los impulsos eléctricos correctamente, haciendo que se produzcan perturbaciones.

Dado que esta es la parte del corazón que más sangre bombea, el resto de partes se ven obligadas a compensar la pérdida, con lo que se produce un engrosamiento que puede ocasionar insuficiencia cardiaca. Para evitarlo a menudo se usan dispositivos como marcapasos, dispositivos que requieren de una cirugía muy invasiva.

doctor

TE PUEDE INTERESAR: Google trabaja para luchar contra la diabetes

El parche que repara el corazón

Científicos de la universidad de Nueva Gales, al sur de Australia, han descubierto un polímero que mejora la conducción de los impulsos eléctricos a través del tejido dañado. Con él han diseñado un parche que al aplicarlo sobre la zona dañada evita las perturbaciones que provocan el mal funcionamiento del corazón, al actuar como “puente” para los impulsos eléctricos entre los tejidos sanos que están separados por la zona dañada.

La fijación del parche no necesita de puntos de sutura, sino que es suficiente con fijarlo con láser, siendo muy flexible y de larga duración. Por el momento, solo se ha probado en animales de manera satisfactoria.

El único pero es que el parche todavía se encuentra en primeras fases desarrollo, por lo que aún habrá que esperar para verlo salvando vidas en los hospitales, pero sin duda es un avance esperanzador, que en el futuro agradeceran muchas personas y sus familiares. No obstante, la mejor solución sigue siendo la prevención.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here