Surge de nuevo la polémica, EEUU pide datos de Amazon Echo para...

Surge de nuevo la polémica, EEUU pide datos de Amazon Echo para resolver un asesinato

0
Compartir

Recientemente leíamos en Voltaico acerca de Amazon Echo, el cual es un dispositivo de comando por voz del gigante Amazon, que cuenta con funciones de pregunta y respuesta, mediante su asistente Alexa, además de función de reproducción de música. Todo ello con una matriz de sensores de 7 micrófonos y altavoces.

Pues bien, recientemente Amazon Echo ha sido noticia y no exactamente por su amplia tecnología, y es que tal y como veníamos leyendo en la web de 20 minutos, este dispositivo podría jugar el papel de prueba clave en la resolución de un asesinato en Bentonville –Arkansas, EEUU–, ya que tendria pruebas concluyentes para procesar a James Andrew Bates –presunto asesino y dueño de este aparato–.

Bates está acusado del asesinato en primer grado de Victor Collins, que fue hallado estrangulado y ahogado en su jacuzzi el pasado noviembre de 2015. En su defensa, Bates alegó que cuando él llegó la víctima ya se encontraba boca abajo en su jacuzzi y sin vida.

La noche del crimen Amazon Echo estaba funcionando de forma inalámbrica

Como veníamos diciendo al principio, Amazon Echo cuenta con 7 micrófonos y altavoces que registran sonidos para poder responder y procesar nuestros comandos por voz, y todo ello se pone en marcha mediante una palabra clave. Además, todo el audio se transmite a la nube incluyendo lo que se escucha una fracción de segundo antes de decir la palabra clave.

Es precisamente tras esta función que la policía de Bentonville se muestra interesada, pues la noche del crimen Amazon Echo se encontraba reproduciendo música, y por consecuente almacenando en su nube grabaciones de lo que sucedía mientras ésta se reproducía.

Artículo relacionado: Intel y Amazon acuerdan colaborar para promocionar Alexa murder

De esta forma, y como resulta lógico, la policía se encontraba esperanzada con esta nueva prueba, pues podría arrojar quizás luz sobre el asesinato, pero se llevó una sorpresa cuando Amazon contestó con una negativa a su petición: la compañía alegó que no puede divulgar información de sus clientes sin una demanda legal válida.

Caso similar al de San Bernardino

Y es que este caso de obstrucción a la justicia por medio de grandes compañías no representa una novedad. Si hacemos memoria, y como veníamos leyendo en La Voz de Galicia el pasado mes de febrero, Apple ya se negó a desbloquear el iPhone de uno de los autores del tiroteo de San Bernardino –EEUU–, en el que murieron 14 personas y fueron heridas más de una veintena. En revancha, cabe decir que en este caso concreto, las autoridades sí lograron extraer la información de su interés pero sin la ayuda de Apple.