Saber cuándo se pondrá verde un semáforo es pan comido para estos...

Saber cuándo se pondrá verde un semáforo es pan comido para estos nuevos coches

0
Compartir

El tema de la automoción es una gran fuente de inspiración para todas las grandes compañías de tecnología. Si bien por una parte éstas están a la carrera de elaborar un coche autónomo, como era el caso de Tesla que incluso ya tiene modelos de este tipo a la venta en España tal y como leíamos recientemente en Voltaico, ahora hay nuevas ideas que siguen la línea de incorporarle más tecnología al automóvil.

Es el ejemplo de la ciudad de Las Vegas, la cual será pionera, como veníamos leyendo en la web de Hipertextual, en comunicar a algunos coches el tiempo que falta hasta que el semáforo en el que están se ponga en verde.

El tiempo aparecerá en forma de cuenta atrás en el salpicadero

El objetivo de proporcionar esta información a los conductores es evitar que un semáforo en rojo les paralice. Además de salir ganando éstos, las ciudades también obtendrían ventajas puesto que se reducirían los atascos en éstas. Es más, según las pruebas hechas, este sistema inteligente permite reducir el tiempo de viaje en un 25% y el tiempo al ralentí en más de un 40%.

Te puede interesar: ¿Sabes quién es la aseguradora de Blablacar, Car2go o los coches de conducción autónoma? conducir

De momento esta tecnología está en pañales, y no otorga ninguna decisión al coche como estamos acostumbrados a leer en todo el tema de avances en cuanto a automóviles, es decir, el mando y decisión se reserva para el conductor. No obstante, en un futuro esta tecnología combinada con el piloto automático, asistente de frenada, distancia de seguridad y lectura de señales de tráfico, permitirá al coche saber la velocidad y distancia que debe guardar con el vehículo que delantero para evitar paradas.

Reducir atascos también implica reducir contaminación. Así pues, se plantea la idea de que no siempre prohibir la circulación de coches es la única opción –como sucedía en Madrid debido a la alta contaminación que presentaba la capital–, si no que quizás bastaría con potenciar una buena comunicación entre coche y ciudad para poder reducir estos problemas y poder llevar a cabo nuestra actividad diaria con total normalidad.

No hay comentarios

Dejar una respuesta