La Tierra no está preparada para la llegada de un gran meteorito

La Tierra no está preparada para la llegada de un gran meteorito

0
Compartir

Mientras Elon Musk sueña con la primera nación espacial libre y de todos, la NASA detecta cada día alrededor de cinco nuevos asteroides de los muchos que circulan por el espacio y llegan a la Vía Láctea, lo que nos debería dar a entender que siempre existe la posibilidad de que un meteorito llegue a la Tierra.

En los últimos años la agencia espacial ha documentado dos encuentros “cercanos” de asteroides con nuestro planeta, uno en el año 1996 y el otro en el año 2014. Sin embargo, aunque este último se detectó 22 meses antes de su paso cerca de nuestro planeta, no podríamos haber evitado su posible impacto.

En aquel entonces tuvimos la suerte de que el planeta Marte desvió la trayectoria de este asteoride, pero la NASA advierte que a día de hoy no nos sería posible hacer nada contra uno que se dirigiese directamente hacia la Tierra, a parte de prepararnos para la peor de las situaciones.

Solo podríamos esperar su llegada

Asteroide rumbo a la Tierra

Hace poco la NASA realizó ejercicios de simulación ante la llegada de un meteorito a nuestro planeta, y a raíz del mismo se concluyó que incluso aunque detectásemos el asteroide 4 años antes de su llegada nos resultaría imposible hacer algo para protegernos ante tal amenaza.

Ahora, como podemos leer en Science Alert, la NASA cree que lo más inteligente sería construir una nave espacial preparada para interceptar un asteroide con rumbo a la Tierra lo antes posible, y tenerla guardada simplemente por si algún día existiese la necesidad de hacer uso de ella.

Recomendamos: SpaceX retrasa el lanzamiento de su primera nave tripulada por la NASA

De otro modo, tal y como se ha demostrado varias veces, si esperamos a detectar la amenaza de un posible impacto de un meteorito contra la Tierra no tendríamos tiempo para reaccionar. Miembros de la agencia espacial también recomiendan construir otra nave dedicada a observar en detalle el hipotético asteroide para obtener más información.

Mientras más datos se obtengan sobre él en una situación como la expuesta, más fácil sería para los expertos calcular dónde se debería realizar un impacto para desviarlo de su rumbo y evitar una catástrofe. En ese caso, solo se necesitaría un año para lanzar al espacio la nave de intercepción, siempre y cuando esta ya estuviese construida.

No hay comentarios

Dejar una respuesta