Acer Switch Alpha 12, análisis a uno de los mejores convertibles con...

Acer Switch Alpha 12, análisis a uno de los mejores convertibles con Windows 10

0
Compartir

El lanzamiento de la primera Surface supuso un punto de inflexión en la era post-PC. Muchos vieron en ese producto el equipo informático del futuro más cercano. Su fin era abarcar más y confluir dos mundos muy diferentes. Hoy ya nadie duda de las ventajas que ofrecen los convertibles. La Surface Pro4 ha vuelto a colocarse como un referente. De esta manera, Microsoft marca el paso al resto de fabricantes. La taiwanesa Acer lo sabe hacer muy bien en este terreno. Por este motivo, ha querido armarse de valor y presentar su propuesta más potente, la Switch Alpha 12.

Para su diseño Acer se ha inspirado, de la misma manera que el resto de fabricantes, en el equipo de Microsoft. Su convertible mantiene una línea muy similar, con un diseño sobrio pero elegante. La parte trasera es de un acabado metal cepillado, donde además vemos el logotipo de la marca y una cámara trasera. Su mejor secreto es su soporte, el cual es además ajustable hasta un ángulo de 160 grados. Incluso más que la propia Surface.

Switch Alpha 12

Su parte inferior está recubierto además por una goma antideslizante, que evitará que se resbale el dispositivo. En el frontal se encuentra su gran pantalla, la cual tiene unos biseles relativamente anchos, quizás un poco más de lo que nos gustaría. La botonera se sitúa en este caso en el borde derecho. Un lugar no muy apropiado desde mi punto de vista. Además, tiene un tamaño tan parecido que al tacto es fácil confundirlas.

La barbilla inferior de la Switch Alpha 12 esconde unos pequeños imanes, que servirán para acoplar el teclado. Este sirve además como cubierta de la propia pantalla. Fijar la misma se hace una manera rápida y segura, aunque no siempre la Switch me la ha llegado a reconocer. Esto ha supuesto que tuviese que retirar y volver a acoplar el dock en numerosas ocasiones.

Botonera

Además de ofrecer una gran protección, la cubierta incorpora un completo teclado. Es realmente cómodo utilizarlo. Sus teclas ofrecen un más que correcto recorrido, concretamente de 1,4 mm. Además, están bien divididas, para de esa manera ofrecer una escritura cómoda. La guinda es que además son retroiluminadas. El touchpad funciona correctamente a pesar de su tamaño.

Con la cubierta incluida, sus dimensiones son, casi treinta centímetros de largo por veinte centímetros de ancho y solo quince milímetros de grosor. Su peso son 900 gramos. Teniendo en cuenta esto, es similar al de otras propuestas, aunque ligermente superior a la Surface. Es realmente cómodo en las manos como tableta, gracias a un peso ligero y a que no es excesivamente grande.

La pantalla de la Switch Alpha 12 es de un tamaño de 12 pulgadas y resolución 2.160 x 1.440 píxeles en un panel IPS. La misma ofrece una calidad de imagen muy alta. En este sentido coincide con algunos de sus rivales. No así con respecto a la Surface Pro4, ya que su panel de 12,3 pulgadas cuenta con una resolución de 2.736 x 1.824 píxeles.

Teclado

Aún así, estamos delante de una pantalla increíblemente brillante y que ofrece unos colores realmente vivos. Y no solo eso, la misma contrarresta bien los reflejos, permitiéndonos trabajar en diferentes condiciones de luz. De esta manera permite trabajar en exteriores sin problemas. Finalmente, con respecto al audio nos encontramos con dos altavoces. El sonido que ofrecen es de una calidad clara y equilibrada, aunque el volumen no es muy alto.

El equipo objeto de este análisis cuenta con un Intel Core i5 de sexta generación a 2,30 GHz, apoyado en 8 GB de RAM, además de una memoria interna de 256 GB. Sobre el papel promete. Tras estos días analizándolo hemos confirmado que es un gran equipo en cuanto a productividad. Tras las diferentes pruebas, abriendo numerosas aplicaciones y programas, utilizando varios navegadores con decenas de pestañas abiertas y descargando alguna que otra cosa, no mostró signos de debilidad.

Pero, ¿es tan potente como la Surface Pro4? Es cierto que es un equipo realmente potente, pero no llega al nivel del equipo de Microsoft. En la herramienta Geekbench 3 marcó una puntuación de 5747, es decir, por encima del de sus inmediatos competidos. Sin embargo, esos datos quedan lejos de los más de 6000 puntos que marca la misma configuración en el convertible de los de Redmond.

Pantalla

A nivel gráfico viene con la Intel HD Graphics 520. Un procesador que permite jugar a los juegos más recientes y potentes del mercado. Aún así, la experiencia dependerá en gran medida de la resolución a la que juguemos. A la máxima, quizá no resista tan bien.

Lo más novedoso de la Switch Alpha 12 es que Acer ha prescindido de los clásicos ventiladores por refrigeración líquida. Es además el primer convertible que lo hace. Este sistema permite, primero, mantener el dispositivo a una temperatura óptima, segundo, que no se acumule tanto polvo por dentro, y tercero, consigue que sea un equipo muy silencioso. Su autonomía es lo más flojo del equipo, ya que fluctúa en torno a las cuatro horas o cuatro horas y media, dependiendo del uso. Es decir, muy por debajo de alternativas similares.

Los puertos se sitúan en lado derecho. Es ahí donde encontramos un puerto USB 3.1 y un conector USB tipo C, así como una entrada estándar para auriculares y un slot para tarjetas microSD. Cuenta como no puede ser de otra manera con conectividad mediante Wi-Fi y Bluetooth 4.0. Finalmente, dispone de dos cámaras, una trasera y otra frontal. La primera es quizá suficiente para alguna que otra fotografía puntual. La segunda puede servir para vídeo llamadas.

Puertos

La Acer Switch Alpha 12 es sin duda uno de los mejores convertibles que podemos encontrar a día de hoy. Gran diseño, relativamente potente, además está disponible en varias configuraciones, y una increíble pantalla. El apartado que quizá no me dejó tan buen sabor de boca fue su autonomía. A pesar de ello, si tenemos en cuenta su precio, estamos delante de un equipo con una muy buena relación calidad precio.

No hay comentarios

Dejar una respuesta