La adicción al móvil, comparada a la de la cocaína

La adicción al móvil, comparada a la de la cocaína

0
Compartir

Según el Instituto Nacional de Estadística, hoy en día casi ningún adolescente carece de móvil. Pero lo cierto es que en la mayoría de los casos la adquisición del smartphone no proviene de una demanda del niño en sí, si no del deseo de los padres de tener a sus retoños geolocalizados.

Según podíamos leer en la web de Muy interesante, si bien los padres realizan este acto de buena fe en el más estricto sentido de querer seguridad para sus hijos, si escucharan las declaraciones del psiquiatra del Hospital Clínico San Carlos de Madrid, José Luis Carrasco, se pensarían dos veces la compra de un smartphone a sus hijos pues tal y como afirma :“La mitad de los adolescentes hacen un uso del teléfono que está en el límite de lo adictivo”.

Además, según carrasco esta adicción es similar a la de la cocaína u otro tipo de drogas ya que como explicaba :“Es una adicción grave. El que la sufre no es capaz de concentrarse en nada, y sin aquello que le proporciona un estímulo, o sea, el móvil, se vuelve irritable”.

Te puede interesar: La polémica red social anónima Yik Yak aterriza en España nomofobi

Un estudio que revela datos preocupantes

Un estudio publicado en el European Journal of Investigation in Health, Psychology and Education realizado por las universidades de León y Salamanca, decidió evaluar los patrones de utilización del teléfono móvil entre adolescentes escolarizados en la etapa escolar de Educación Secundaria Obligatoria así como la influencia de éste en el ámbito psicológico de los adolescentes y su relación con el rendimiento escolar.

En dicho estudio participaron un total de 528 alumnos con edades comprendidas entre los 12 y 19 años y pertenecientes a 5 centros en total, de los cuales 4 eran públicos y 1 concertado. Se utilizó el Cuestionario de Evaluación de la Depresión de Beck –BDI–, el Cuestionario de Evaluación de la Ansiedad de Beck –BAI–, las escalas de baja autoestima y problemas escolares del Cuestionario de Personalidad MMPI-A, y el Cuestionario para evaluar el uso excesivo del Móvil –COS–.

movil-adiccion

A la hora del análisis del resultado, éstos albergan cifras para nada positivas. Por ejemplo, un porcentaje significativo de alumnos que abusan del móvil presentan además baja autoestima y sintomatología ansiógena y depresiva.

Además, casi un 15% de los encuestados obtuvieron puntuaciones que los situó en un rango de problema escolar elevado, asociado además al uso patológico del smartphone.