“Hackear muebles”, la nueva propuesta de IKEA

“Hackear muebles”, la nueva propuesta de IKEA

0
Compartir

“Esto yo lo monto en una hora”. Es lo que muchos piensan antes de abrir las cajas de muebles de IKEA. Salvo los más mañosos, seguro que algunos de vosotros habréis cambiado esa hora por una tarde (o un día) tras echar un vistazo al manual de instrucciones y constatar la gran cantidad de piezas, tornillos y “cosas” que deben ir conectadas a otras “cosas”.

Sin embargo, no seguir las instrucciones y variar el diseño de un mueble puede derivar en otro más atractivo o innovador. Es lo que los llamados “IKEA Hackers” llevan haciendo desde hace tiempo, como por ejemplo transformar estanterías en sofás o mesas en triciclos. Basta con hacer una búsqueda en Google para ver qué virguerías consiguen algunos.

Esto ha dado una idea a la compañía sueca, que ahora busca impulsar la creatividad de sus clientes mediante el hackeo de muebles. Aunque la palabra hackear se asocia a la tecnología, también puede tener otras connotaciones en función del contexto. Su significado, que viene a ser superar las limitaciones de un producto para modificarlo, encaja con esta iniciativa de IKEA.

IKEA DEALKTIG img 2

La nueva plataforma DELAKTIG de IKEA para “hackear muebles”

Tal y como aparece en su blog oficial, el gigante sueco es conocedor del gran potencial que tienen las propuestas que no siguen las normas. Hace unas semanas el equipo de IKEA dio pistas sobre un proyecto para sacar partido a este fenómeno. A través de DELAKTIG, que en sueco significa “formar parte de algo”, la empresa busca fomentar la creatividad y hacer que sus productos tengan más posibilidades de transformación.

Esta plataforma promueve la personalización con los nuevos productos que IKEA ha anunciado hoy. En ella se ofrecen piezas para que los clientes puedan hacer volar la imaginación y crear. De momento DELAKTIG cuenta con una unidad básica para una cama o un sofá. Se trata de una estructura de aluminio en la que el 40% del material es reciclado, además de tablas de madera. Hay un gran número de puntos compatibles con tornillos estándar para montarlo de diferentes maneras.

A partir de estas piezas básicas se pueden montar camas o sofás con extensiones y accesorios que los hagan únicos. Completamente adaptados al gusto y las necesidades de cada cliente. Según anuncia IKEA, “DELAKTIG presenta una oportunidad para pensar en una aproximación modular y basada en componentes, que podría suponer un cambio significativo para industrias de tapizado o de fabricación de estructuras de cama”.

IKEA DEALKTIG img 1

Los componentes podrán ser aprovechados por fabricantes independientes mediante la adición de accesorios, y no serán propiedad exclusiva de IKEA. Los primeros productos DELAKTIG estarán disponibles a principios de 2018, tal y como indican desde The Wall Street Journal, y sus precios irán desde los 300 hasta los 900 dólares. ¿Qué os parece el hackeo de muebles que propone IKEA?

Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día en tecnología.

No hay comentarios

Dejar una respuesta