La cosa se pone tensa con los Note 7, Verizon toma medidas

La cosa se pone tensa con los Note 7, Verizon toma medidas

0
Compartir

El caso de los Samsung Galaxy Note 7 parece llegar a su fin, pero los últimos días de polémica no van a ser tranquilos. La compañía coreana ya conoce el motivo por el que sus teléfonos se incendiaban hasta llegar al punto de explotar.

El próximo 23 de enero, Samsung detallará los resultados de su investigación, tratando así de acabar con este caso de una vez por todas.

Sin embargo, hay un asunto que todavía preocupa a la multinacional asiática. Según la propia compañía, el 96% de los dispositivos han sido entregados, pero los dueños del 4% restante se resisten a hacerlo.

Note 7 quemado

Cuando Samsung anunció la retirada del mercado de todos los Note 7, tomó medidas para que los poseedores de uno de estos teléfonos devolvieran el terminal. En un primer momento, se limitó la carga de la batería hasta un 60% y luego a un 30%. Posteriormente, en Australia se tomaron medidas para que los Note 7 que todavía estuvieran funcionando no pudieran conectarse a ninguna red móvil, resultando imposible realizar llamadas, hacer uso de la tarifa de datos o mandar un SMS.

Estas medidas se extendieron a todo el mundo a través de diversas actualizaciones. Este precisamente es el problema de dichas medidas. Estas actualizaciones deben ser aprobadas e instaladas por el usuario. Es por ello que estas limitaciones no están afectando a los usuarios que todavía tienen un Note 7 en su poder, ya que no han instalado las actualizaciones.

Verizon ha decidido tomar medidas drásticas

Galaxy Note 7 Verizon

Para acabar por fin con este problema, Verizon ha decidido tomar medidas aun más drásticas. La operadora estadounidense, ha anunciado que miles de sus clientes están usando todavía un Note 7. De modo que, a partir de hoy, todas las llamadas de clientes que sean realizadas desde uno de estos terminales, enlazarán con el servicio de atención al cliente de Verizon, a menos que esa llamada esté dirigida a los servicios de emergencia.

Otra medida que pretende llevar a cabo la operadora es hacer el cobro total del importe del dispositivo en la factura de los clientes que lo tengan contratado y no lo hayan devuelto. El riesgo de sufrir daños derivados del uso de este teléfono es una realidad y con esta medida Verizon espera recuperar todos los Note 7 que aun no han sido devueltos.

Samsung Galaxy Note 7

Esperamos que con estas medidas se logren retirar por fin todos los Note 7 que quedan en posesión de sus compradores. Estos smartphones pueden causar serios daños en los usuarios que todavía los posean, es por ello que su devolución es un tema de seguridad, más allá de la polémica provocada por Samsung.