Inicio Actualidad Las páginas webs inmortales están aquí

Las páginas webs inmortales están aquí

0
Compartir

La ICANN es una organización sin ánimo de lucro que se encarga de determinar a quien pertenece cada dominio de internet. Los dominios de internet, esos nombres que cuando ponemos en la barra de navegación nos llevan a nuestras páginas web favoritas. La organización reparte a siete personas repartidas por todo el mundo la llave de internet, de manera que para entrar en los DNS más importantes de internet, harían falta todas las llaves.

Es una forma de asegurar que uno de los elegidos no se corrompe y utiliza el DNS para sus propios fines o para satisfacer los fines de otros que le han sobornado para ello. No obstante, mientras esta organización vela por la seguridad y la organización del internet que conocemos hoy en día, los hay que intentan ponerlo todo patas arriba. Una startup, llamada Blockstack pretenden transformar este sistema de dominios. Sin embargo, el modelo que proponen puede hacer que surjan páginas webs imposibles de borrar.

Las webs inmortales

El sistema de la ICANN hace que España pueda cerrar una web de dominio “.es” si considera que se está publicando contenido ilegal, sin embargo el sistema que propone Blockstack, reemplazar al sistema de las siete llaves por un sistema distribuido que puede permitir la existencia de dominios anónimos.

blockchain

TE PUEDE INTERESAR: Internet dejará de funcionar 24 horas en 2017

Básicamente, la idea sería utilizar una red blockchain para el acceso a la web, de manera que cada persona perteneciente a la red tiene una copia encriptada de la información. Como consecuencia, el intento de tirar esta web supondría tirar miles de ordenadores (todos los pertenecientes a la cadena) al mismo tiempo. Si has leído algo sobre Tor y la Deep Web, estarás familiarizados con el concepto, pues sucede algo similar. Además no sería posible, a priori, conocer la identidad de los miembros pertenecientes a la cadena.

La idea es descentralizar los dominios de manera que no estén gestionados por una única persona u organización, lo cual podría parecer una idea muy bonita si no nos paramos a pensar en sus consecuencias, pero si recabamos un poco mejor en lo que esto podría provocar vemos que podríamos tener páginas con contenido muy peligroso y que no podrían ser tumbadas. Dicho de otro modo, si no hay una organización centralizada encargándose de los dominios de internet, ¿quién vela entonces por lo que se publica?.

La descentralización de internet en el horizonte

Hasta ahora hemos hablado de Blockstack como principal impulsora de la descentralización de los dominios de internet, pero no es la única compañía trabajando para ello. Actualmente cuando enviamos un correo con nuestra cuenta de Gmail, el correo pasa por los servidores de nuestro proveedor de internet, de ahí a los servidores de Google y de ahí a su destino. MaidSafe acabaría con esta situación, haciendo que todo en internet vaya cifrado al mismo nivel de manera que el usuario tendría una clave para desbloquearlo todo.

Esto implicaría la creación de servicios paralelos que supliesen, por ejemplo, a Gmail o Dropbox, pero si usas esos servicios, nadie tiene acceso a esa información salvo tú. Las implicaciones de estas pretensiones son muy peligrosas pues permitiría que cualquier página web con cualquier contenido podría quedarse ahí para siempre. Enaltecimiento del terrorismo, pornografía infantil, descargas ilegales de contenido… Son solo unas pocas de la lista de cosas que no deberían estar en internet, pero que nadie podría borrar si se aplicase esta solución. Ahora estamos a tiempo de pararla, pero una vez se ponga en funcionamiento, no habrá marcha atrás.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here