¿Podría ser nuestro smartphone el primer paso para diagnosticar el cancer?

¿Podría ser nuestro smartphone el primer paso para diagnosticar el cancer?

0
Compartir

El trabajo conjunto entre la medicina y la tecnología se ha demostrado fundamental en el cuidado de nuestra salud. Hoy días existen mucho ejemplos de tecnologías que hacen más sencilla y efectiva la labor de los médicos.

Un ejemplo del uso de la tecnología en favor de la salud de las personas es Google Deepmind, la inteligencia artificial de Google que ha demostrado ser una de las más desarrolladas. Su evolución ha llegado hasta tal punto que está siendo usada para detectar y prevenir enfermedades oculares.

Deepmind es un ejemplo de lo que se conoce como machine learning, es decir, la capacidad que tienen las inteligencias artificiales de aprender. Ya es posible enseñar a una maquina a realizar una tarea, pero además es posible programarla para que aprenda de manera continua para que realice esa tarea de manera más efectiva.

Cancer smartphone

En el campo de los smartphones, ya tenemos aplicaciones de salud que pueden llegar incluso a salvar nuestras vidas. Sin embargo, aun no es posible detectar una enfermedad mediante el uso de una aplicación en nuestro teléfono inteligente.

Un algoritmo capaz de detectar el cáncer de piel

Esto puede cambiar con el algoritmo que han creado un grupo de estudiantes de la Universidad de Stanford, dirigidos por Sebastian Thrun, profesor adjunto de inteligencia artificial. Thrun propuso a sus alumnos iniciar el entrenamiento de una red neuronal. Mediante la utilización de casi 130.000 imágenes de lesiones de piel provocadas por más de 2.000 enfermedades, lograron hacer aprender a la red a detectar estas enfermedades y los resultados fueron realmente sorprendentes.

Thrun se dio cuenta del potencial que podía tener el algoritmo que estaban creando. Vieron que era posible conseguir resultados similares a los obtenidos por un dermatólogo a la hora de diagnosticar el cáncer de piel. En ese momento, iniciaron una investigación cuyos resultados han sido publicados en Nature.

Estudio cancer de piel

La prueba realizada consistió en enfrentar el algoritmo creado con 21 dermatólogos. Mostraron a los profesionales imágenes en las que se podía ver la piel de pacientes anónimos. Tanto los profesionales como el propio algoritmo debían decidir la siguiente medida a tomar entre hacer una biopsia, tratar la lesión o tranquilizar al paciente.

Estas imágenes mostraban distintas lesiones en la piel relacionadas con diversos tipos de cáncer que ya habían sido diagnosticados previamente mediante una biopsia. Los resultados resultaron muy sorprendentes ya que el algoritmo igualo o, incluso, supero al dermatólogo en su diagnostico.

Este algoritmo podría ser fundamental para crear una aplicación que usara la cámara de nuestro smartphone para detectar el cáncer de piel. Este tipo de aplicaciones no sustituirían el trabajo de los especialistas, pero en algunos casos podría ayudar a conseguir diagnósticos de una manera más rápida y económica.

Algoritmo Standford

Para que estas aplicaciones relacionadas con las salud se conviertan en una realidad es muy importante que sus diagnósticos se muestren fiables en un porcentaje lo más cercano posible al 100%. Solo de esta manera conseguiremos que las aplicaciones de salud se conviertan en una herramienta esencial para el diagnostico de ciertos tipos de enfermedades.