Apple trabaja en un sistema para transmitir información mediante gestos naturales a...

Apple trabaja en un sistema para transmitir información mediante gestos naturales a través del Apple Watch

0
Compartir

La venta de relojes inteligentes se ha estancado en el último año. Muchos usuarios no llegan a verle utilidad a un dispositivo que depende totalmente de nuestro teléfono. Es por ello que los fabricantes de smartwatches deben dotar a sus productos de mayor autonomía con respecto al móvil, además de funciones que los hagan únicos.

Apple es una de las pocas firmas que ha conseguido unas cifras de ventas aceptables con su Apple Watch. Funciones como la posibilidad de pagar directamente desde nuestro reloj con Apple Pay, han llamado la atención de un gran número de usuarios.

Es muy posible que el nuevo Apple Watch que veamos presentado a finales de año se parezca más a un reloj tradicional. Esto se puede observar en una patente registrada por la compañía con sede en Cupertino, en el que se puede ver un reloj inteligente con una pantalla circular y curva.

Pero un cambio en el diseño no sería suficiente para conseguir que el nuevo Apple Watch se convierta en un producto imprescindible, como lo es ahora el iPhone, para los usuarios de la marca.

Una nueva patente presentada por Apple en la Oficina de Patentes y Marcas de Estados Unidos (USPTO, por sus siglas en inglés), muestra un nuevo sistema que supondría una autentica revolución en el uso de los relojes inteligentes.

Transferir datos acercando nuestros relojes inteligentes

Esta patente fue presentada en diciembre de 2013 por Brent Schorsch, David Shoemaker, Eugene Dvortsov y Kamlesh Kudchadkar, y fue aprobada el pasado 9 de febrero con el nombre de “Gesture-based Information Exchange Between Devices in Proximity“.

El sistema patentado se basaría en la proximidad de dos dispositivos. Este método detectaría cuándo dos relojes están cruzados y en gesto de saludo o apretón de manos.

A través de estos gestos cotidianos se observan diversas aplicaciones, como la posibilidad de transferir datos personales entre dos Apple Watch con solo acercarse el uno al otro. Según dicha patente, en el momento en que ambos dispositivos se encuentren en un rango adecuado, se iniciará un proceso de intercambio de información de manera inalámbrica.

Además, se podría seleccionar el tipo de dato que se quiere compartir, desde documentos de texto, hasta vídeos e imágenes. Este sistema emplearía una serie de protocolos de seguridad y privacidad para evitar que los datos sean interceptados, es decir, incorporaría un sistema de cifrado para hacerlo realmente seguro.

Este tipo de sistemas serían un gran aliciente a la hora de fomentar el uso de los relojes inteligentes. De ser incluida esta funciones en los nuevos Apple Watch que veremos presentados a finales de año, la compañía de la manzana mordida tomaría cierta ventaja con respecto al resto de sus rivales en el sector.