¿Baterías basadas en agua? Duran más, no contaminan y podrían sustituir a...

¿Baterías basadas en agua? Duran más, no contaminan y podrían sustituir a las de los actuales smartphones

0
Compartir

Con el uso que hacemos de nuestros teléfonos, la batería es uno de los componentes que de los que somos más conscientes. Durante el pasado verano, este tema cobró aún más importancia por el mediático caso de los Galaxy Note 7 explosivos sobre los que Samsung ya ha dado explicaciones.

Los fabricantes compiten para hacer que los dispositivos tengan una autonomía superior, porque saben que en el día a día es uno de los factores decisivos para que los usuarios estemos satisfechos o decepcionados con nuestro smartphone. Por supuesto, en este ámbito también se trabaja para innovar y encontrar alternativas mejores.

Iones de litio: actual estándar, pero con inconvenientes

Las baterías de iones de litio son las que encontramos en los teléfonos y tablets actuales. Ofrecen muchas ventajas respecto a las antiguas de níquel, plomo y cadmio. Con un uso ocasional el envejecimiento es más veloz, pero tienen buenos resultados y una vida útil mayor en dispositivos móviles. Permiten capacidades mayores al tener una alta densidad de energía potencial, la autodescarga es relativamente baja y necesitan poco mantenimiento.

Sin embargo, no están exentas de inconvenientes. Resultan más caras que otras recargables, puesto que su fabricación es más compleja y requieren cargadores más sofisticados por los distintos tamaños y formas. Además, necesitan un circuito de protección para que tanto el voltaje como la corriente permanezcan dentro de los límites seguros. Aunque no se estén utilizando, se deterioran con el paso del tiempo.

Baterías basadas en agua, buenas sustitutas de las actuales

Un equipo de investigadores de la Universidad de Harvard ha trabajado en el desarrollo de un prototipo que podría ser de gran ayuda para que el sector de las baterías cambie, tal y como recoge Engadget. Proponen una batería que no es tóxica y que resulta más duradera que cualquier solución de iones de litio que podemos encontrar a día de hoy.

Bajo el nombre “Flow battery”, que viene a ser “batería de flujo”, este prototipo está basado en moléculas orgánicas dentro de una solución de agua con pH neutro. No se trata de la primera batería de flujo, pero sí que corrige muchos de los errores de los otros desarrollos.

Echa un vistazo a | Huawei quiere duplicar la autonomía de las baterías gracias al grafeno

Un ejemplo es la degradación excesiva de la capacidad con el uso y el paso del tiempo. Para solucionar este problema, el equipo de investigadores modificaron las estructuras de las moléculas empleadas en las soluciones electrolíticas y haciendo que fuesen solubles en agua. Por supuesto, otra gran ventaja es que no contaminan el medio ambiente.

Ejemplo de batería de flujo desarrollada en Harvard.

Al decir que resulta más duradera, me refiero a mucho más. En concreto, se espera que la “Flow battery” tenga una duración de más de 10 años. Esto supone una mejora muy importante respecto a las actuales, estas baterías serán aproximadamente 5 veces más duraderas que las de iones de litio. Además, tardan mucho más en sufrir la corrosión y el desgaste.

No te pierdas | Cuidado con los cargadores baratos, pueden salirte muy caros

Otro punto a favor es que la producción será más barata, porque los materiales empleados son accesibles desde cualquier zona y es complicado que haya dificultades en lo referente al abastecimiento, como sí ocurre con las de iones de litio. Se espera que la comercialización de las baterías de flujo — que de momento son prototipos — no sea hasta dentro de 2 años.

Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día en tecnología.

No hay comentarios

Dejar una respuesta