El bloqueo regional de Netflix y otros servicios será ilegal en 2018

El bloqueo regional de Netflix y otros servicios será ilegal en 2018

La Unión Europea ha acordado la eliminación parcial de restricciones geográficas para servicios online, luego de arduas negociaciones que buscaban reducir el bloqueo regional

0
Compartir

¿No os ha pasado disgustarnos cuando vemos que por culpa del bloqueo regional no podemos acceder al contenido que queramos sin importar el lugar dónde estuviéremos? Pues parece que todo esto va llegando a su final, ya que el bloqueo regional a Netflix u otros servicios de transmisión de contenidos por la Web tiene los días contados.

El bloqueo regional será ilegal en Europa en 2018

El bloqueo regional de Netflix y otros servicios será ilegal en 2018

Es indudable que los tiempos han cambiado. Las nuevas tecnologías de transmisión de contenido por la Web han revolucionado la manera en que disfrutamos nuestras horas de ocio. Sin embargo, gracias a una legislación que no va de la mano de estos avances, muchas veces nos vemos impedidos de acceder a todo el contenido al que nos suscribimos por estar en regiones diferentes.

Pero esto está a punto de cambiar, ya que como lo informa el portal Omicrono en su web, el bloqueo regional de Netflix y otros servicios de suscripción digital será historia en la Unión Europea a partir del 2018.

Esto se debe a que la Unión Europea ha acordado la eliminación parcial de restricciones geográficas para servicios online, luego de arduas negociaciones que buscaban reducir el bloqueo regional. De esta manera, cuando nos desplacemos dentro del mercado común ya no tendremos las limitaciones regionales de nuestros servicios de transmisión de contenido bajo demanda.

Te puede interesar: El nuevo canon digital perseguirá a los dispositivos que usen servicios legales como Netflix o Spotify

Hacia una legislación más acorde a los tiempos actuales

El Consejo, la Comisión y el Parlamento Europeo acordaron el pasado martes reducir, pero aún no eliminar, el bloqueo regional de contenidos a través de Internet. La nueva normativa de portabilidad fue anunciada en 2015 como un nuevo paso hacia la integración del mercado único digital.

El bloqueo regional será ilegal en Europa en 2018

En consecuencia, con esta medida se busca un acuerdo integro entre los estados miembro de la Comunidad Europea con el Parlamento Europeo y la Comisión Europea para adaptar las leyes de derecho de autor y las restricciones geográficas al contenido a los tiempos actuales. Sin lugar a dudas, es una gran noticia y tendrá un efecto inmediato en como las compañías ofrecen sus servicios.

Asimismo, el derribo de las restricciones geográficas para contenidos digitales será parcial y alcanzará a transmisiones de televisión y servicios de streaming de música y video, pero también a plataformas de distribución de libros electrónicos y videojuegos.

Su aprobación forma parte de la nueva estrategia digital de la Unión Europea, que próximamente pondrá fin a las tarifas de roaming tras arduas negociaciones para fijar el precio de los datos para los mayoristas.

El bloqueo regional será ilegal en Europa en 2018

No cabe duda que esta decisión se acomoda a las costumbres de los ciudadanos europeos actuales, ya que el 64% de ellos (según datos de la Comisión) usan Internet para acceder a este tipo de contenido. Y también refleja el movimiento que cada día hacen las personas a disfrutar de estos servicios a través de dispositivos móviles.

De todos modos, parte de ese bloqueo regional seguirá funcionando y limitando el estreno simultaneo de contenido exclusivo de un país determinado, salvo que su propietario indique lo contrario. Esto es, por ejemplo, que no podremos ver en España una película francesa recién estrenada mediante estos servicios hasta que no sea comercializada por su productora en el país.

Te recomendamos: Cómo ver todas las categorías de Netflix, incluso las secretas, desde tu navegador

En palabras claras, el bloqueo regional será parcial, ya que el levantamiento a las restricciones sólo nos permitirá ver en otros países el mismo contenido que vemos en el nuestro, sin adecuarse a la región en la que nos encontráramos.

Como vemos, si bien se ha avanzado en la materia, aún falta mucho para que las leyes terminen de adaptarse completamente en favor de la comunidad global dónde nos movemos.