Mal desenlace para la primera carrera de coches autónomos Roborace

Mal desenlace para la primera carrera de coches autónomos Roborace

0
Compartir

Nadie puede negar que el avance y evolución en el mundo de los coches autónomos se están produciendo de manera veloz. Si pensamos que 2017 es el año para la regulación de coches autónomos en la DGT, pronto nos damos cuenta de que la introducción a gran escala en el mercado de este tipo de vehículos es inminente.

No obstante, quizás sea aún pronto para pensar en otras aplicaciones u otros ambientes en los que ver a estos tipos de vehículos. Nos referimos al mundo de las carreras, donde una primera prueba con vehículos de este tipo ha terminado en accidente.

Fórmula E

Auspiciado bajo el manto de la Fórmula E, el evento al que nos referimos ha tenido lugar en Buenos Aires, aprovechando la existencia de un circuito profesional. Allí dos vehículos autónomos de la firma Roborace han participado en una carrera que ha terminado con el accidente de uno de ellos al tomar demasiado agresivamente una de las curvas del trazado.

Aunque el accidente supone un revés para los organizadores y promotores de este tipo de eventos, también es justo hablar de que las condiciones a las que se somete estos vehículos no son pan comido. Hablamos de dos coches que han sido puestos a competir a una velocidad promedio de más de 180 kilómetros/hora.

Desde Engadget confirman que los responsables de Roborace no han demostrado dudas ni decepción, ya que como ellos mismos han indicado, se trata únicamente de un test para poner a prueba las posibilidades de los coches autónomos.

Te puede interesar: Una carrera de Formula 1 desde los ojos de un piloto

Las competiciones Roborace

Aunque esta primera prueba ha terminado con un claro resultado fallido, la idea de Roborace es continuar cultivando este tipo de carreras sin conductor. Unas carreras que probablemente no tengan mucho aliciente para la mayoría de espectadores, por lo menos los que están habituados al concepto tradicional de carreras.

Pero es que los eventos de Roborace son más bien una excusa para ir poniendo a prueba novedades y mejoras relativas al mundo de los coches autónomos. Si consiguen evitar los accidentes (aunque sólo sea en su mayor parte), los resultados que obtengan pueden ser muy beneficiosos para el desarrollo del sector.

No hay comentarios

Dejar una respuesta