Células programables, primer avance para convertirnos en cyborgs

Células programables, primer avance para convertirnos en cyborgs

0
Compartir

La electrónica está presente en nuestro día a día, pero no la usamos como parte de nuestro cuerpo, al menos hasta ahora. Si es cierto que existen soluciones, principalmente con aplicaciones médicas, que si que, en cierto modo, pasan a formar parte de nosotros para suplir algún defecto de nuestro cuerpo. La lista es larga, desde marcapasos a prótesis controladas con la mente, pasando por dispositivos como las Google Glass.

Sin duda, esta aproximación está lejos de convertirnos en cyborgs, pero en la Universidad de Merylan han llevado la fantasía al siguiente nivel y han llevado acabo una nueva investigación sobre como se pueden controlar las células biológicas electricamente, para poder programarlas de diferentes maneras.

Corrientes eléctricas a nuestras células

En el pasado ya se descubrió que había células en nuestro cuerpo que permitían un intercambio de información através de una corriente eléctrica como las neuronas o los cardiomiocitos. Esto dió lugar a inventos como el desfibrilador, los electrocardiogramas o los electroencefalogramas. No obstante la mayoría de moléculas de nuestro cuerpo no son capaces de intercambiar ningún tipo de información con la electrónica, como el colesterol, las hormonas o las proteínas.

TE PUEDE INTERESAR: Robots que parecen personas, un futuro más cierto gracias a músculos “artificiales”

La investigación llevada acabo por la Universidad de Merylan pretende abrir un diálogo entre estas moléculas y la electrónica, un diálogo hasta ahora inexistente. Los investigadores describen un sistema electrogenético de intercambio entre células bacterianas que les permite comportarse de una manera cuya intención nunca estuvo en la naturaleza. Los científicos han conseguido que, por ejemplo, aplicando voltaje a una bacteria esta sea capaz de emitir una luz verde.

Aplicaciones del descubrimiento

Otra observación que se llevó acabo es que algunas bacterias avanzaban cuando se les aplicaba la corriente y se paraban cuando dejaba de aplicarse. Esto puede tener aplicaciones muy interesantes como llevar medicamentos a partes específicas del cuerpo.

Según los propios investigadores, un wearable tipo Fitbit podría usarse para suministrar insulina o antibióticos a los pacientes que lo precisen através de la piel, e incluso detectar los biomarcadores del paciente.

Un interesante avance que puede paliar los efectos de algunas enfermedades y mejorar la vida de los que las sufren. Esperemos ver avances como estos más a menudo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta