China se convierte en el mayor productor de energía solar

China se convierte en el mayor productor de energía solar

0
Compartir

China es actualmente uno de los países más golpeados por altos niveles de contaminación, habiéndose convertido ya en la región donde se están registrando los niveles más altos de todo el planeta, algo que afecta a la salud de más de 460 millones de personas.

La situación ha llegado a empeorar tanto que en ocasiones se han tenido que cancelar decenas de vuelos, e incluso cerrar los centros educativos, en un intento por evitar exponer a sus ciudadanos a niveles de contaminación 100 veces superiores al límite de seguridad.

Sin embargo, resulta curioso descubrir que mientras todo esto ocurre, el país más poblado del mundo se ha convertido en el mayor productor de energía solar en el mundo, tras haber duplicado durante el año 2016 su capacidad fotovoltaica instalada, según podemos leer en Reuters.

Quieren seguir por este camino

Paneles solares en China

Aunque a simple vista la noticia de que la capacidad fotovoltaica de China ha alcanzado los 77,42 gigavatios puede parecer algo impresionante en términos numéricos, lo cierto es que comparándolo con la población masiva del país casi no hay presencia de esta fuente de energía.

Actualmente la energía solar representa tan solo el 1% de la producción de energía del país, pero los avances de los últimos años y la intención de seguir en la misma línea acercándose cada vez más a la energía limpia, podría conseguir que todo esto cambie.

Recomendamos: El nivel de contaminación en China, en topes históricos

La Comisión Nacional de Energía (NEA) de China asegura que el país pretende ampliar su capacidad fotovoltaica instalada en 110 gigavatios durante los tres próximos años, algo que podría aumentar la cantidad de energías renovables que se utilizan actualmente.

El uso de este tipo de energías en dicho país representa el 11%, pero este aumento de la capacidad fotovoltaica podría elevar su uso hasta el 20% para el año 2030. Mientras tanto, China se prepara para invertir 364.000 millones de dólares en generación de energías renovables, nada extraño viendo la situación de contaminación que sufren actualmente.