Facebook tendrá que indemnizar a ZeniMax tras perder el juicio por Oculus

Facebook tendrá que indemnizar a ZeniMax tras perder el juicio por Oculus

0
Compartir

Todo apunta a que la Realidad Virtual será una de las tecnologías más de moda este año. Muchas de las compañías del sector ya han hecho sus apuestas y han lanzado al mercado sus propias gafas para disfrutar de la VR.

HTC tiene en sus gafas Vive, uno de los mejores dispositivos que se pueden encontrar actualmente en el mercado, de hecho, en los próximo meses veremos la llegada de las Vive 2, unas gafas sin cables y con dos pantallas 4K incorporadas.

Microsoft por su parte apostó por realizar una mezcla entre la Realidad Virtual y la Aumentada con sus HoloLens, las gafas fabricadas por la compañía con sede en Redmond que pueden ser adquiridas desde hace unos meses en algunos países de Europa y Oceanía.

En esta lucha por dominar la Realidad Virtual entró en 2014 Facebook. Tras la compra de Oculus por 2.000 millones de dólares, la red social adquirió las famosas gafas de Realidad Virtual Oculus Rift. La intención de la compañía liderada por Mark Zuckerberg es aprovechar la Realidad Virtual para integrarla en su red social.

Con el objetivo de potenciar este área, Zuckerberg anunció recientemente el fichaje de Hugo Barra, vicepresidente responsable de la expansión internacional de Xiaomi hasta hace unos días. Barra anunció hace unas semanas que abandonaba su puesto en la compañía china y su intención de volver a Silicon Valley. Barra se encargará de la división de Realidad Virtual y Aumentada de la compañía.

Facebook ha sido declarada culpable en su juicio con ZeniMax

Pero el comienzo de Barra como responsable de esta división no ha sido todo lo placido que a él le hubiera gustado. Un tribunal estadounidense ha declarado culpable a Oculus VR, propiedad de Facebook, de violar derechos de autor por usar la tecnología de ZeniMax para desarrollar las Oculus Rift.

ZeniMax demandó a Oculus VR en 2014, año en el que fue adquirida por Facebook. La empresa desarrolladora de videojuegos de Realidad Virtual consideró que John Carmack, ex-trabajador de ZeniMax contratado posteriormente por Oculus VR, se llevó de la compañía el código de computación utilizado para desarrollar las Oculus Rift.

El jurado ha declarado a Facebook culpable de infringir derechos de autor, por lo que tendrá que pagar una indemnización de 500 millones de dólares a Zenimax en concepto de daños y perjuicios. Por otro lado, la compañía de la red social ha sido declarada inocente de robar secretos comerciales, el otro delito del que se le acusaba.

El pago de dicha multa se repartirá entre Oculus VR y sus dos fundadores, Palmer Lucky y Brendan Iribe. El propio Zuckerberg tuvo que declarar en el juicio que se ha desarrollado durante las tres últimas semanas. El director de Facebook ha declarado que “Es bastante habitual que cuando alguien lanza un producto sorprendente salgan algunos pidiendo su parte del pastel”. Además, Zuckerberg afirmó que nunca había oído hablar de ZeniMax.

Oculus, por su parte, tiene previsto apelar la sentencia, por lo que en los próximos meses tendremos nuevas noticias acerca de este polémico asunto.