Parece que las gafas de Snapchat no llegarán a España

Parece que las gafas de Snapchat no llegarán a España

0
Compartir

La red social Snapchat es una de las creaciones que más está dando que hablar últimamente en su sector. Si bien es cierto que su difusión y acogida aún está lejos de las cotas alcanzadas por los grandes como Facebook o Twitter, tampoco hay que olvidar que las novedades que ofrece suelen llevarse el gato al agua en lo que a originalidad se refiere.

Y hablamos de originalidad tanto en el aspecto del software como en el hardware, porque Snapchat anunció sus propias gafas con cámara y dejó a más de uno con la sorpresa en el rostro. Después del fiasco que supusieron las Google Glass parecía una estrategia más que arriesgada, pero a la vista del resultado obtenido, nadie puede negar que las gafas Spectacles son todo un éxito.

Grata sorpresa

Los mismos responsables de Snapchat se reconocen como parte del sorprendente éxito cosechado por las gafas. Recientemente la compañía ha dado a conocer el balance de sus cifras y rendimiento en el curso anterior, y las gafas con cámara aparecen como uno de los mejores éxitos de cara al público.

Probablemente, para lograr esa gran acogida, habrá tenido mucho que ver la estrategia de venta elegida por la empresa. La empresa optó por instalar una expendedora de gafas Spectacles, que para más inri no tendría un punto fijo, sino que aparecía en algún punto de la geografía estadounidense de manera aleatoria y sólo durante 24 horas cada vez.

El resultado final de toda esta iniciativa lo conocemos todos, grandes colas cada vez que la máquina expendedora veía la luz y un gran deseo generado en todo el mundo por contar con las gafas Spectacles. No obstante, ahora hemos conocido que probablemente este gadget nunca sea fabricado a gran escala, y por lo tanto, nunca llegará a España.

No es rentable

Las razones para explicar esta noticia son muy sencillas, tal y como recogen en Engadget. El primer motivo para explicar la decisión de no fabricar las gafas a una escala mayor es que en Snapchat no tienen conocimiento de la estructura y planificación necesarias para hacerlo. Y no lo decimos nosotros, sino que desde la misma compañía así lo reconocen.

La otra razón que justifica la decisión es que a día de hoy la creación de las gafas no le ha reportado beneficios económicos a la red social. Es cierto que tampoco se buscaba obtener ese rédito y que se conformaban con aumentar su presencia entre sus seguidores, pero todo esto no invita lógicamente a seguir explotando el producto a una escala mayor.