Casi 100 gigantes tecnológicos están en contra del plan antinmigración de Trump

Casi 100 gigantes tecnológicos están en contra del plan antinmigración de Trump

0
Compartir

El pasado 27 de enero Donald Trump firmó una orden ejecutiva que provocó durante los días siguientes el caos en diversos aeropuertos estadounidenses. Bajo el título “Protegiendo la nación de la entrada de terroristas extranjeros en Estados Unidos”, la polémica orden supone la prohibición de entrada al país a ciudadanos de Irak, Irán, Libia, Siria, Somalia, Yemen y Sudán.

Este bloqueo es durante 120 días prorrogables, cancela los visados ya emitidos y también se aplica a aquellas personas que tienen la doble nacionalidad con uno de los países mencionados. Para los que tienen permiso de residencia pero son originarios de dichos países, se aplicarán unas “comprobaciones rutinarias” adicionales. Por supuesto, esto ha generado indignación en muchos sectores, y también en el de la tecnología.

Google, Apple, Microsoft, Intel y otras 93 compañías, en contra del plan antinmigración de Trump

Sabemos que Donald Trump no quiere ponérselo fácil a los que para él no son “dignos” de estar en su país. Es por ello que no está creando amigos precisamente. Las empresas más importantes del sector tecnológico no van a apoyar la mencionada orden ejecutiva, que tantas consecuencias negativas supone.

Cabe destacar que, aunque sean compañías estadounidenses, muchos de los talentos reclutados en ellas son originarios de países extranjeros. Tal y como informan desde Xataka, un total de 97 empresas — entre las que destacan Google, Apple, Microsoft e Intel — se han unido para firmar un documento en contra del plan antinmigración de Trump.

En este amicus curiae, que podéis ver al completo en este enlace, todas las compañías defienden numerosos argumentos que desmontan los de la orden ejecutiva que, según describen, “supone el abandono de los principios de tolerancia, igualdad y apertura, e inflige un daño significativo a los negocios, innovación y crecimiento americanos como resultado”.

Como era de esperar, las demandas de estos gigantes tecnológicos tuvieron efecto inmediato. James Robart, juez del distrito de los Estados Unidos procedió con el bloqueo de la orden ejecutiva. Esta decisión provocó que el Departamento de Seguridad Nacional anunciase que se volvían a seguir los procedimientos anteriores a la polémica orden de Trump.

Por supuesto, esto también tuvo efecto, y el Departamento de Justicia ha comenzado el proceso de apelación. Por su parte, Donald Trump ha hecho uso de su perfil en Twitter para dejar clara su opinión referente a la sentencia, que define como “ridícula” y vaticina que “será anulada”.

Según el experto legal Jonathan Turley, que habló de este tema con la agencia Reuters, “es difícil para el presidente exigir que la corte respete su autoridad inherente cuando él está insultando la autoridad inherente de la judicatura”. En el informe mencionado, las 97 compañías tecnológicas explican que las medidas de Trump harán “más complicado y caro que las empresas estadounidenses contraten a algunos de los mejores talentos del mundo, y les impedirán competir en el mercado global”. Además, como efecto colateral, ese agresivo plan antinmigración hará que las relaciones comerciales con Oriente Medio sean todavía más hostiles.

Síguenos en Facebook y Twitter para estar al día en tecnología.