¿Usas Instagram? Esto es lo que le dejas hacer con tus datos

¿Usas Instagram? Esto es lo que le dejas hacer con tus datos

Un breve resumen sobre los términos y condiciones que la red social de las fotos y vídeos establece por el hecho de utilizar su servicio

0
Compartir

¿Habéis leído alguna vez los términos y condiciones al momento de crear una cuenta en las redes sociales? ¿Sabéis, por ejemplo, lo que le dejas hacer con tus datos y fotografías a Instagram? Todo está muy bien detallado, pero muy pocos leen al momento de marcar la casilla y dar aceptar. Aquí te brindamos un resumen de lo que pasas por alto al no leer la letra pequeña del “contrato” con el servicio de fotografías y vídeos.

Privacidad y datos personales en tiempos de selfies

Instagram y su política de privacidad

Durante los últimos años asistimos a un fenómeno creciente basado en la manera en que compartimos nuestras actividades y quehaceres de la vida diaria a través de las redes sociales. La inclusión de las cámaras fotográficas en los teléfonos móviles y el auge de las “selfies” impulsaron a servicios como Instagram, quién viene aumentando progresivamente su número de usuarios activos.

Sin embargo, la gran mayoría de los usuarios pasa inadvertido el “costo” que significa utilizar de manera “gratuita” una cuenta en la red social. Como toda plataforma web, Instagram tiene sus propios términos y condiciones, los cuales contienen los aspectos legales para el uso correcto del servicio y detalla la manera en que nuestros datos personales van a ser tratados.

Además, deja claro los aspectos relacionados a la propiedad intelectual del contenido que publiquemos. Todo ello muy bien desarrollado en más de 5000 palabras que, por lo general, pasamos por alto al momento de darnos el alta. Y con ello dejamos expuesta nuestra privacidad a un grupo de personas que desconocemos y que no sabemos que uso harán de nuestros datos.

Aquí intentaremos resumir para ti esa extensa marea de palabras y tecnicismos legales para que podáis tener en claro lo que aceptas al suscribirte, a lo que estáis expuesto y cuáles son tus derechos. Sólo debéis saber algo, si no estáis de acuerdo con los términos, la única solución es no utilizar el servicio.

Te recomendamos: Instagram ya permite subir varias fotos y vídeos en una misma publicación

Términos y condiciones: la lupa puesta en la letra pequeña de Instagram

Análisis de los términos y condiciones de Instagram

Uno de los primeros detalles a tener en cuenta es la edad necesaria para poder utilizar el servicio. Según lo estipulado en las condiciones básicas, se debe ser mayor de 14 años para poder acceder al mismo. Como usuario, eres responsable de no mostrar contenido violento, sexual o transgresor. Tampoco están permitidos los desnudos parciales.

Además, eres totalmente responsable por lo que se publique en tu perfil y está totalmente prohibido ceder tu cuenta o crear una para otra persona que no seas tú mismo. Del mismo modo, tienes la responsabilidad de mantener tu contraseña en secreto y bien protegida. Así que no vayas a divulgarla, por favor.

En consecuencia, te comprometes a no difamar, acosar ni amenazar a ningún otro usuario por medio de la plataforma. No solo no puedes publicar información privada o confidencial a través del servicio, sino que tampoco lo puedes utilizar para fines no autorizados o ilegales. En lo relativo a su API, se encuentra prohibido acceder a la misma mediante métodos distintos de los permitidos por Instagram. Y para ello tienes un apartado específico.

De manera oficial, la red social nos dice que somos propietarios de las fotos y vídeos originales que publicamos, pero también aclara que ellos están autorizados a utilizar ese contenido y a permitir que otros también lo utilicen en cualquier parte del mundo sin necesidad de tener que pagarnos por ello.

Las condiciones básicas de uso de Instagram

También, los autorizamos a guardar, usar y compartir nuestra información personal con empresas asociadas al servicio, y que las mismas usen esa información para enviarnos anuncios publicitarios basados en nuestros intereses. Por consiguiente, nos comprometemos a que todo el contenido que publiquemos sea de nuestra propia autoría y que el mismo no vulnere derechos de autor de terceros.

De la misma manera, pueden confiscar tu nombre de usuario y, además, tienen la atribución de poder eliminar, editar, bloquear y/o supervisar el contenido que consideren que viola las condiciones, del cual tu eres el responsable. Por último, respecto a los descargos de responsabilidad, dejan en claro que, ante un conflicto de intereses, te comprometes a evitar que Instagram sufra daños causados o derivados de las demandas que se puedan interponer.

La privacidad de los usuarios, según Instagram

Instagram es una red principalmente “visual”, debido a que sus funciones están hechas para podamos publicar contenido de fotografías y vídeos de manera exclusiva. Ahora bien, esto ha llevado a que las personas compartan con sus seguidores desde lo que van a comer hasta la manera en que realizan sus actividades físicas, suponiendo una total pérdida de la privacidad.

La privacidad según Instagram

Te puede interesar: Instagram Stories le está robando usuarios a Snapchat Stories

Pero, ¿qué nos dicen las políticas de Instagram sobre nuestra privacidad? Al entrar en este apartado, podrás observar que lo primero que encontramos es una sección muy bien destacada dónde nos aclaran su asociación con Facebook y el hecho de que por tal motivo están actualizando sus políticas para ofrecernos un mejor servicio. Esto puede traducirse como que están compartiendo nuestros datos con ellos.

En primer lugar, con el sólo hecho de utilizar la red social, damos permiso para que recopilen nuestro nombre de usuario, contraseña y correo electrónico, así como toda información personal que destaquemos en nuestro perfil e incluso el contenido que publiquemos. Además, tal como lo expresa un informe de Genbeta, pueden recopilar también los correos que les envíes directamente a ellos por cualquier necesidad o asistencia.

En cuanto a buscar amigos dentro de la plataforma mediante nuestra lista de contactos, ellos pueden acceder a la misma para realizar la operación y, de igual manera, si utilizamos Facebook u otra red social de terceros. Asimismo, Instagram utiliza herramientas de terceros para medir tu uso de la red social. Para ello, se valdrá de cookies y tecnologías similares que le permitan determinar nuestros hábitos dentro de la plataforma.

Las políticas de privacidad de Instagram

También podrán recopilar tu dirección IP y cosas como, por ejemplo, el número de clics que haces y cómo interactúas con los enlaces que te ofrecen, los dominios, o las páginas que visitas. Además, cuando te envíen un correo podrán recolectar datos como saber si lo abres o no y a cuáles de los enlaces accedes.

No solo podrán almacenar información concerniente a la identificación del dispositivo móvil por el cual accedas al servicio, sino que también tendrán acceso a los metadatos de tus fotos y vídeos para saber cómo, cuándo y quién sube cada foto. Inclusive, almacenarán información extra de tu contenido como datos de geolocalización o los famosos “hashtags”.

¿Para qué quiere toda esta información Instagram? Según dicen, con ella pueden agilizar el acceso a la aplicación, brindar publicidad enfocada en los gustos de cada usuario y mejorar considerablemente el servicio. Incluido el hecho de compartir esta información con Facebook y sus socios. Aunque aclaran que, al hacerlo, eliminarán toda la información que pueda identificarte.

Otro punto importante de destacar es el apartado dónde te advierten que, ante un pedido judicial de tu información, pueden llegar a acceder a la misma y compartirla. Además, al registrarte das consentimiento para que lleven tu información a otros países como Estados Unidos, donde las normas y exigencias de privacidad pueden ser diferentes a las europeas.

Instagram y su política de privacidad

Por último, en caso de quieras eliminar tu cuenta, te advierten que tanto ellos como sus afiliados podrán mantener la información que tienen sobre ti y el contenido publicado “durante un tiempo comercialmente razonable para fines de copia de seguridad, archivado y/o auditoría”.

¿Qué pensáis? ¿Habéis leído anteriormente las condiciones de uso y las políticas de privacidad de Instagram? ¿Estáis de acuerdo sobre todo ello? ¿Estaríais dispuestos a dejar de utilizar la red social por estar en desacuerdo con estos términos? No olvidéis dejar vuestras impresiones por medio de los comentarios.