Nuevas investigaciones en tipografía buscan que los textos sean más legibles en...

Nuevas investigaciones en tipografía buscan que los textos sean más legibles en los dispositivos

Buscan lograr que las personas consigan una mejor comprensión y retención de la información en un simple “vistazo” y con ayuda de una mejor legibilidad de la tipografía en los distintos dispositivos móviles

0
Compartir

Un nuevo consorcio de empresas del sector tecnológico pretende investigar sobre la legibilidad de la tipografía en los dispositivos móviles, a fin de mejorar la lectura de los textos en un futuro. Con ello permitiría la adaptabilidad de las tipografías a todo tipo de plataforma sin perder legibilidad.

El MIT y Google trabajan juntos para diseñar la tipografía del futuro

Nuevas investigaciones en tipografía buscan que los textos sean más legibles en los dispositivos

Este nuevo consorcio, llamado Clear-IP, está encabezado por el laboratorio de ideas Agelab del MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts) y tiene como misión investigar las tipografías y otros factores de diseño para adaptarlos a las nuevas formas de lectura en pantallas digitales.

Su nombre es una conjunción de Clear Information Presentation Consortium (Consorcio para la Presentación de Información Clara) y tiene como principales impulsores a la empresa de tipografías MonoType y a Google. Lo que quieren en cuestión es lograr que las personas consigan una mejor comprensión y retención de la información en un simple “vistazo”.

El consorcio lleva ya varios años trabajando, pero desde hace poco ha volcado todo su esfuerzo a conseguir resultados experimentales y objetivos sobre la legibilidad de los textos en los dispositivos móviles. Para ello, realizan pruebas reales y en simuladores sobre la adecuación de los textos a diversas condiciones (luz ambiente, reflejos, tamaños grandes o pequeños).

Nuevas investigaciones en tipografía buscan que los textos sean más legibles en los dispositivos

La iniciativa del grupo de investigación ha tomado especial interés, debido a que en la actualidad la gran variedad de dispositivos (pequeños como un smartwatch o tan grandes como las imágenes de unas gafas de realidad virtual) hace que la versatilidad de los textos tome especial importancia.

Tal como lo recoge un artículo del periódico El País, sus impulsores manifiestan que “de las tipografías para leer hemos pasado a las tipografías a las que simplemente echamos un vistazo”. ´Cable aclarar que la investigación consto de trabajos de simulación en entornos propiciamente preparados para analizar la legibilidad de las tipografías, por ejemplo, mientras conducimos un coche.

Te puede interesar: Esta cámara creada por el MIT lee libros sin necesidad de abrirlos

Asimismo, no todas las tipografías son iguales: los pequeños detalles hacen que unas resulten más adecuadas que otras para tareas como conducir o mirar una notificación en un reloj inteligente. “El texto es el principal componente de casi todo lo que hacemos con los dispositivos digitales. Lo que la mayoría de las personas no se da cuenta es de que no todas las fuentes son igualmente legibles”, explicó a el investigador principal de Clear-iP y del MIT, Jonathan Dobres.

Nuevas investigaciones en tipografía buscan que los textos sean más legibles en los dispositivos

Entre los avances de la investigación, Dobres destacó que detectaron que cambiar el tamaño de una tipografía solo en unos pixeles puede generar grandes diferencias en el tiempo que se tarda en leer las palabras.

En consecuencia, lo que se observó fue que ciertas tipografías presentaban problemas de escala cuando se dibujaban a tamaños muy pequeños afectando muy negativamente a su legibilidad.

Finalmente, desde hace ya algunos años, compañías como Google o Apple utilizan tipografías que cuidan especialmente este aspecto en los dispositivos móviles, siendo la tipografía Roboto de Google para Android o la San Francisco de Apple para iOS los mejores ejemplos prácticos.