Este ordenador sí que cabe en el bolsillo (y es de verdad)

Este ordenador sí que cabe en el bolsillo (y es de verdad)

0
Compartir

En los últimos años estamos asistiendo a una competición entre los fabricantes de ordenadores por conseguir el portátil más delgado y ligero del mercado. Este tipo de equipos son denominados ultrabooks y no buscan ofrecer lo último en cuanto a especificaciones, sino la posibilidad de transportarlos de un lugar a otro con suma facilidad.

Dentro de este segmento de portátiles ligeros encontramos a muchas marcas expertas en conseguir equipos con diseños espectaculares y ligeros. Acer es una de esas firmas especializada en este tipo de dispositivos. El Acer Swift 7 es un ejemplo de lo que esta compañía puede lograr, siendo el portátil más fino del mundo.

Es tal la popularidad que estos ordenadores tienen entre el público que en Voltaico nos aventuramos a hacer un recopilatorio con los portátiles más finos del mundo en 2016.

Los ultrabooks son equipos con un diseño en el que prima la delgadez. Sin embargo, por muy contenido que sea su diseño, resulta impensable poder llevar uno de estos dispositivos metidos en un bolsillo. Hubo un tiempo, antes de la llegada de los smartphones, en el que el ser humano soñaba con poder llevar un mini-ordenador en el bolsillo de la chaqueta.

Cuando llegaron los teléfonos móviles inteligentes esta necesidad quedó cubierta y todos los proyectos iniciados con el objetivo de crear este tipo de portátiles quedaron relegados al olvido. Pero hay una marca que ha decidido volver a apostar por los ordenadores de bolsillo.

GPD fue la encargada de crear hace unos años la GPD Mini, un ordenador de bolsillo especializado en los videojuegos. Este proyecto sirvió para crear el GPD Pocket, un ordenador de verdad que cabe en el bolsillo de una chaqueta.

GPD Pocket: un ordenador de bolsillo completamente funcional

El GPD Pocket tiene unas medidas de 180×106×18.5mm y un peso de solo 480 gramos. En su interior cuenta con un procesador Intel Atom x7-z8700 de cuatro núcleos y una velocidad de 1.6GHz. Posee 4GB de memoria RAM y 128GB de almacenamiento interno. Estas especificaciones serán más que suficientes para navegar por Internet, responder correos o editar textos en Word.

Su pantalla tiene un tamaño de 7 pulgadas y una resolución de 1920 x 1200 píxeles, lo que le da una densidad de 321 píxeles por pulgada. Además, la pantalla cuenta con protección Corning Gorilla Glass 3. En cuanto a la batería, esta tiene una capacidad de 7.000mAh lo que nos ofrece unas 12 horas de autonomía, suficiente para soportar una jornada de trabajo.

El teclado es uno de los aspectos más importantes del GPD Pocket, ya que es su principal elemento diferenciador con respecto a un smartphone. El teclado de este portátil es completamente funcional, con teclas grandes y cómodas y un Thinkpad para controlar el cursor.

El sistema operativo es otra de las características más destacables del GPD Pocket, ya que podemos elegir entre dos opciones distintas, Windows 10 o Ubuntu 16.04 LTS. En cuanto a puertos, cuenta con un USB-C reversible, una salida microHDMI, un conector para auriculares y un USB 3.0.

El GPD Pocket se muestra como una opción muy interesante para personas que trabajen continuamente en movilidad. Los administradores de sistemas, por ejemplo, pueden verlo como una gran herramienta, ya que pueden llevar su trabajo encima en todo momento.

En plena campaña de crowdfunding

El GPD Pocket ha comenzado una campaña de crowdfunding en la plataforma Indiegogo y en solo un día ya ha superado la meta marcada de 200.000 dólares, de hecho, en estos momentos ya supera los 600.000 dólares. Su precio es de 399 dólares y es posible elegir entre ambas versiones. Este precio se espera que sea superior cuando se comercialice en tiendas. Si estas interesado en un ordenador funcional que puedas llevar en un bolsillo, el GPD Pocket es una gran opción.

No hay comentarios

Dejar una respuesta