Inicio Actualidad Así se crean órganos artificiales que incluso sangran con impresoras 3D

Así se crean órganos artificiales que incluso sangran con impresoras 3D

0
Compartir

En los últimos año el avance de la impresión 3D ha sido realmente increíble. Esta novedosa tecnología no parece tener límites. Diversas marcas deportivas usan la impresión 3d para fabricar algunos de sus modelos. Es el caso de Reebook y sus nuevas Liquid Speed o Nike con las zapatillas de la marca que pudimos ver en las Olimpiadas.

Pero el uso de la impresión 3D no se limita al mundo de las zapatillas deportivas. Como ya hemos comentado, esta tecnología tiene infinidad de usos y uno de los más destacados es su aplicación en el terreno de la medicina. De hecho, ya hemos podido ver huesos y tejido blando impreso mediante la llamada Bioimpresión.

La utilización de este tipo de técnicas para crear diversas partes del cuerpo humano puede suponer una auténtica revolución en el mundo de la medicina. El objetivo es crear órganos que puedan ser usados en trasplantes. Este objetivo todavía se encuentra muy lejos de poder hacerse realidad, pero se están consiguiendo importantes avances en este sentido.

En un vídeo realizado por Futurism, podemos ver una recopilación de fotos y vídeos del UR Medicine’s Strong Memorial Hospital. En el vídeo se observan los avances conseguidos por los investigadores de esta Universidad en el terreno de la impresión de órganos en 3D. Aunque no se ven órganos reales, el contenido del vídeo puede herir la sensibilidad de algunas personas, debido al realismo que consiguen con los órganos impresos.

El destino de estos órganos creados mediante impresión 3D no es el cuerpo de un ser humano, sino que serán usados para entrenar, enseñar y practicar a los futuros cirujanos antes de enfrentarse a operaciones reales.

El realismo que se consigue es realmente increíble, ya que los órganos llegan incluso a sangrar (con sangre artificial, por supuesto) cuando reciben un corte. Este hecho es fundamental para el entrenamiento de los futuros médicos, ya que el sangrado es una señal inequívoca de que un corte no ha sido realizado de la manera correcta.

En la actualidad, todavía estamos lejos de poder imprimir un órgano personalizado para un paciente concreto. Es necesario incluir en el órgano un componente vivo y eso requiere aun de muchas investigaciones que ya se están llevando a cabo en los laboratorios. De modo que la impresión 3d de órganos reales es un objetivo que podremos lograr en un futuro cercano.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here