Inicio Actualidad Polución digital, ¿sabes lo que contamina conservar un e-mail?

Polución digital, ¿sabes lo que contamina conservar un e-mail?

0
Compartir

Hacer una búsqueda en Internet, almacenar datos, enviar o guardar un e-mail son acciones del día a día que, sin darnos cuenta, terminan pasando una factura ecológica importante. Se calcula que actualmente todo este tipo de acciones suponen el 2 por ciento de las emisiones de CO2 a nivel mundial, una cantidad que se doblará en el 2019, según las previsiones.

Te interesará: ¿Te interesaría conocer cuál es la contaminación que hay en tu calle?

Aunque a muchos una cifra del 2 por ciento pueda no parecerles demasiado alta, lo cierto es que si se cumplen las previsiones, en 2019 la polución digital supondrá una contaminación mayor que la producida por el sector de la aviación civil. Si Internet contamina más que el conjunto de aviones que operan en el mundo, algo no está funcionando.

Desconocimiento

Para entender cómo se genera esta contaminación hay que entender cómo funciona el sistema. El hecho de guardar un correo electrónico significa que esa información debe ser almacenada en algún servidor en algún lugar del planeta. Ese servidor necesita energía para funcionar, y actualmente la energía usada para ese abastecimiento contamina.

El problema viene porque cada vez más personas usan Internet y por tanto, el nivel de almacenamiento asciende. La mayoría no tenemos la costumbre de ir eliminando esos correos que, en muchas ocasiones no volvemos a mirar, pero sin embargo seguimos conservando.

Te interesará: Se suspenden las medidas medioambientales de tráfico para los coches de Uber y Cabify en Madrid

A la vista de esta situación, son ya varias las compañías que están surgiendo para tratar de poner una solución al problema de la polución digital. Es el caso de la startup francesa Cleanfox, que proporciona un servicio de análisis del correo electrónico, informa de la cantidad de CO2 que se genera en función del mismo y ofrece la posibilidad al cliente de eliminar e-mails innecesarios, según indican en BeGeek.

Un problema global

Aunque se puede hablar de un problema invisible a ojos de la mayoría, lo cierto es que ya va siendo hora de concienciar a la gente. Si no ponemos freno a esta contaminación, dentro de unos cuántos años la situación será prácticamente irreversible. Hay que buscar la manera de hacer entender que los residuos digitales suponen el mismo peligro que los residuos físicos. Y si cada vez progresamos más a nivel de reciclaje de residuos, tendremos que hacerlo también en lo referente al mundo digital.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here