Vodafone empieza a cobrar por consultar el PIN o la permanencia pendiente

Vodafone empieza a cobrar por consultar el PIN o la permanencia pendiente

0
Compartir

En las últimas semanas estamos viendo cómo las distintas operadoras móviles comienzan a aumentar el precio de sus tarifas de cara al nuevo año. Estas modificaciones generalmente están motivadas por el aumento de los gastos de estas compañías durante el año pasado. La compra de derechos televisivos para sus respectivas opciones audiovisuales y el coste de la instalación de la fibra óptica han motivado estas subidas.

Esto es lo que ha sucedido con las compañías más fuertes del sector, Movistar, Orange y Vodafone. Esta última ha visto como en 2016 ha continuado siendo la tercera operadora en nuestro país, a pesar de los acuerdos con Netflix y la reciente llegada de HBO a España de la mano de Vodafone TV.

La operadora alemana quiere aumentar el número de usuarios que posee actualmente en España y conseguir arrebatar el segundo puesto a Orange. Sin embargo, con medidas como la que anunció la semana pasada, lo va a tener realmente complicado. Y es que, Vodafone anunció que iba a empezar a cobrar a sus clientes 2,5 euros por llamar a su número de atención al cliente para realizar ciertas consultas.

En concreto son 5 las consultas que costarán esta cantidad. Solicitar el número PIN o PUK, consultar el periodo de permanencia restante, modificar la dirección de facturación, pedir un duplicado de la factura y modificar el número de la cuenta bancaria.

Según Vodafone, el objetivo de esta medida sería impulsar el uso tanto de su aplicación Mi Vodafone, como de su página web, en contra de las llamadas telefónicas tradicionales.

Vodafone ha comenzado ya a cobrar por estos servicios

A pesar de la polémica levantada tras el anuncio de esta medida, Vodafone ha comenzado hoy a cobrar 2,5 euros por la realización de estas gestiones a través de su servicio telefónico. Desde la compañía han asegurado que las gestiones telefónicas que han comenzado a cobrar representan únicamente el 1,6% de las llamadas que recibe el servicio de atención al cliente de la operadora.

Sin embargo, los motivos aportados por Vodafone no han convencido a la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que ha presentado una denuncia contra la operadora ante la Dirección General de Consumo de la Comunidad de Madrid. Dicha organización considera que esta medida es injustificada y perjudica directamente a las personas mayores que no están tan habituadas al uso de aplicaciones móviles o webs para realizar este tipo de gestiones.