Cada día consumimos un billón de horas en YouTube

Cada día consumimos un billón de horas en YouTube

0
Compartir

A estas alturas, no resulta una novedad afirmar que el fenómeno YouTube ha causado un impacto brutal en todas nuestras vidas a la hora de consumir contenido audiovisual. De hecho, tanta ha sido su popularidad y su acogida que ya posee una plataforma TV propia.

A día de hoy, según anuncia la compañía, se consumen alrededor de un billón de horas de vídeos cada día, una ingente cantidad que bien nos puede hacer reflexionar sobre la exuberante forma de reproducción multimedia que nos rodea.

Te puede interesar Con YouTube Go puedes descargar vídeos para verlos sin conexión y así ahorrar datos

Como no podía ser de otra forma, es para considerarlo. Visto desde otra perspectiva, son más de 100.000 años de contenido, repartido cada día entre los millones de usuarios de la plataforma alrededor del mundo. El sector más audiovisual de Google añadía que “se están centrando más en la cantidad de tiempo que la gente pasa viendo sus vídeos, en lugar de hacerlo en las vistas generales que reciben”. Esto, según comentan, es un valor más fiable a la hora de comprender si los usuarios disfrutaron de un vídeo en cuestión.

Tampoco podía ser esta una cifra exenta de la trampa, pues si bien el hito es verídico, se puede matizar con que más de la mitad de las visitas provienen de un smartphone o tablet. Esto supone que gran parte de esas millones de horas diarias se visualicen a través de estos dispositivos. Además, a ellos se les añaden los vídeos tipo banner, que en la mayoría de las ocasiones se reproducen automáticamente y sin sonido.

Te gustará: Mejoras para la reproducción en iOS de YouTube en Chromecast

En definitiva, vistos los números, parece que la plataforma de consumo de vídeos más famosa de la red no tiene intención de cesar en su hegemonía. Así lo muestra con la inclusión de todo tipo de novedades, como los recientes vídeos 360 o la abolición de los anuncios iniciales, para mantener ese hito del billón aproximado de horas que pasamos diariamente frente a los píxeles de su página.

No debemos olvidar tampoco que con la aparición de la Televisión, y la materialización del problema que podía suponer una excesiva cantidad de horas frente a la “caja tonta”, se abrieron programas y alternativas para desintoxicar a ese sector de la población. Quizá es la hora de reflexionar acerca de YouTube, y de cómo y cuánto puede influir en nuestra salud el hecho de invertir tanto tiempo al día vídeo tras vídeo.

¿Qué te parecen estos datos proporcionados por YouTube? ¿Crees que es un buen momento para platearse si es necesario consumir tantas horas de vídeo en línea?