California se prepara para coches autónomos sin conductor a bordo

California se prepara para coches autónomos sin conductor a bordo

0
Compartir

Si ahora mismo nos pusiésemos a entrevistar a algún profesional del sector de los coches autónomos, una de las probables razones que nos daría en cuanto a las dificultades del desarrollo apuntaría a la legislación. Es algo que sucede con muchas novedades tecnológicas, el avance de los productos sucede a un ritmo progresivo y las políticas y normas no están suficientemente preparadas para seguir el ritmo.

En California, uno de los mayores puntos de desarrollo de esta tecnología, la legislación sobre conducción autónoma se aprueba con polémica, y parece que no será menos con la nueva medida que se va a incorporar próximamente. El estado estadounidense se considera ya preparado para permitir la circulación de coches autónomos sin conductor a bordo, ¿estará todo el mundo de acuerdo?

Un gran paso para los fabricantes

La nueva ley para vehículos autónomos en California permitirá realizar tests con vehículos sin un conductor al volante, algo que las compañías fabricantes llevaban mucho tiempo demandando y que supondrá un paso adelante para sus pruebas y desarrollo.

Pero los cambios propuestos por el DMV, la autoridad reguladora local, van más allá y también permitirán poner a prueba prototipos que no incorporen volante ni pedales. Una norma que puede impresionar pero que es lógica si tenemos en cuenta la más que probable ausencia de una persona física en el asiento del conductor.

Te interesará: También veremos los coches autónomos de Subaru en California

En Engadget nos recuerdan que Google ya tuvo que enfrentarse a la idea de incorporar volante y pedales a un prototipo ya diseñado para poder ponerlo a prueba en San Francisco, un caso que demuestra cómo la nueva ley acelera el proceso de desarrollo de las nuevas propuestas.

Eric Noble, uno de los responsables locales en lo que se refiere a la automoción, ha contado a los medios que los nuevos cambios propuestos son necesarios si se quiere “mantener el nivel de desarrollo” con el que actualmente cuenta California en el sector de los vehículos autónomos.

Ventajas pero no falta de seguridad

En la otra cara de la moneda encontramos a quienes critican la nueva propuesta por las posibles consecuencias que traerá en materia de seguridad. Prescindir de un conductor puede suponer no poner remedio a un fallo en los controles del vehículo, aunque la teoría cuenta que si un prototipo llega a la calle es porque ha pasado los pertinentes controles de seguridad. Desde California avisan que la nueva ley no es una invitación a cualquier vehículo autónomo, y se escudan en que antes de llegar a ponerse a prueba en tráfico real deberán pasar unos controles de seguridad exhaustivos.