El CEO de Amazon, Jeff Bezos, también quiere llegar a la Luna

El CEO de Amazon, Jeff Bezos, también quiere llegar a la Luna

0
Compartir

Hace muchos años, los gobiernos de los países más poderosos del mundo se plantearon la conquista del espacio como un objetivo prioritario. Es lo que se denominó la carrera espacial, que ejemplifico de manera muy clara el enfrentamiento entre los Estados Unidos y la Unión Soviética.

El primer objetivo dentro de la carrera espacial fue La Luna. El satélite fue el principal destino de los primeros viajes espaciales y viajar a su superficie se convirtió en el sueño de muchos apasionados por la astronomía.

Después de que astronautas de todo el mundo hayan viajado a La Luna, ahora parece que es el turno de que los primeros turistas espaciales conquisten el satélite. Si la carrera por llegar los primeros fue un asunto que preocupó a los distintos gobiernos, ahora son las grandes empresas las preocupadas por conseguir este nuevo hito.

SpaceX, compañía propiedad de Elon Musk, es la mejor situada, al menos de momento. Si las previsiones no fallan, el año que viene SpaceX transportará a La Luna a dos turistas.

Este será el primer paso de la compañía de cara a la conquista de uno de los mayores objetivos del ser humano desde que tiene la capacidad de realizar viajes espaciales. Estamos hablando de Marte. SpaceX tiene previsto realizar los primeros viajes espaciales al planeta rojo en 2024 y, conociendo la ambición de Musk, estamos casi seguros de que lo conseguirán.

La Luna, próximo objetivo de Jeff Bezos

Pero Musk no es el único que quiere llevar a turistas a La Luna. Según una información filtrada, Jeff Bezos, CEO de Amazon, también quiere volver a La Luna. Esta sería la propuesta de Blue Origin, empresa propiedad de Bezos, que tendría previsto enviar naves de carga que aterrizarían en el cráter Shackleton, situado en el polo sur de La Luna.

La elección de esta zona de aterrizaje no sería casual, ya que esta parte del satélite tiene casi siempre luz y posee lugares con agua en forma de hielo. En este lugar se depositarían los suministros necesarios para mantener una base lunar permanente.

El documento en el que está plasmada esta información ha sido enviando a la NASA en busca de su aprobación. En el caso de recibir el visto bueno, la primera misión podría ser lanzada en el mes de julio del año 2020.

Como ya hemos comentado, esta misión necesita ser aprobada por la NASA. Es fundamental el apoyo económico de la administración para llevar a cabo esta misión y este es el principal problema que podría encontrar la compañía de Bezos. En la actualidad, no sabemos cuál será la política de la administración Trump acerca de la exploración espacial.

La propuesta de Blue Origin podría encajar a la perfección con la idea de la Agencia Espacial Europea de crear una base lunar permanente, aunque para ello es necesario el apoyo de los políticos. La Luna es el nuevo objetivo de las grandes compañías y ya sabemos que Jeff Bezos es capaz de conseguir todo lo que se proponga.

No hay comentarios

Dejar una respuesta