Inicio Actualidad No es un transformer, es el coche autónomo y eléctrico de Toyota

No es un transformer, es el coche autónomo y eléctrico de Toyota

0
Compartir


La movilidad en el centro de las grandes ciudades se está convirtiendo en un asunto de vital importancia para los gobiernos de muchos países. Grandes capitales como Madrid, Barcelona, París o Los Ángeles tienen diariamente graves problemas de tráfico que dificultan la circulación por sus carreteras.

Este problema está muy presente en el Salón del Automóvil de Ginebra. Hace unos días, vimos el prototipo de Airbus de coche capaz de circular por tierra o aire según las circunstancias.

Toyota es una de las compañías que más está trabajando por lanzar al mercado vehículos que supongan nuevas formas de transporte alternativas a las ya existentes. De hecho, el fabricante japonés es uno de los que ha realizado una apuesta más fuerte por los vehículos eléctricos. Además, está trabajando desde hace meses con Microsoft para llevar la Inteligencia Artificial a sus automóviles.

Ahora, Toyota ha presentado en el Salón del Automóvil de Ginebra su nueva apuesta por un vehículo urbano y pequeño, que funcione con energía eléctrica. Su nombre es Toyota i-TRIL y puede ser una solución ideal para personas que tengan que desplazarse de un punto a otro de una ciudad varias veces al día.

Toyota i-TRIL, el vehículo urbano ideal

El Toyota i-TRIL ha sido creado de manera conjunta por Toyota Motors Europa y la diseñadora ED Digital Studio. Su peso no supera los 600 kilos, mide 2,8 metros de largo y 1,4 metro de alto. El vehículo posee cuatro ruedas pero estas no mantienen la distancia entre vías, las ruedas delanteras tienen 1,2 metros de separación y las traseras 0,6 metros.

Esta diferencia en la separación de las ruedas delanteras y traseras facilita la inclinación del vehículo en las curvas, algo que desde la compañía han denominado Active Lean y que se consigue gracias a un sistema de bisagras entre el eje y el habitáculo. Es importante apuntar que la parte delantera es la que se mueve, mientras la trasera queda fija.

Este sistema de inclinación del coche permite una mejor estabilidad en condiciones como las que tenemos en ciudad. Además de la mencionada estabilidad, Toyota busca algo de diversión con este tipo de sistemas. En este vídeo se puede observar cómo funciona el Active Lean.

Un coche eléctrico y autónomo

El Toyota i-TRIL cuenta con un motor eléctrico que nos dará una autonomía máxima de 200 kilómetros y podrá alcanzar los 100 kilómetros por hora. Las ruedas delanteras cuentan con unos neumáticos firmados por Goodyear que son altos y estrechos, dispuestos en sentido contrario. El neumático de las traseras, por su parte, tiene un diseño asimétrico con una parte interior más solida con el que se consigue una mayor estabilidad en las curvas.

La única puerta con la que cuenta este vehículo se sitúa a la izquierda del conductor. Esta se abre al estilo mariposa, algo que facilitan el acceso tanto al puesto del conductor, como a los dos traseros disponibles. Este tipo de puerta es ideal para poder abrirla sin problemas en las típicas calles estrechas del centro de muchas ciudades.

Además, el i-TRIL es un proyecto autónomo y la dirección, aceleración y frenos se controlan a través de los mandos del volante. Es por ello, que no encontraremos rastro de palancas o pedales.

Este tipo de vehículos son una solución ideal para circular por las carreteras del centro de las grandes ciudades. Si seguimos viendo cómo estas se siguen llenando de coches, en unos años todos tendremos que desplazarnos en vehículos pequeños y manejables como este Toyota i-TRIL.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here