Inicio Actualidad DragonflEye, un dron que podría combatir e incluso salvar vidas

DragonflEye, un dron que podría combatir e incluso salvar vidas

Este particular prototipo tiene como objetivo servir como herramienta para futuros estudios relacionados con la polinización, la medicina y la vigilancia

0
Compartir

DragonflEye es un particular prototipo de dron con forma de libélula, desarrollado bajo el concepto de nanotecnología con el objetivo de que sirva para futuros estudios relacionados con la polinización, la medicina y como herramienta para espiar enemigos en posibles conflictos bélicos.

Un dron biológico que combina los conceptos de navegación y neuromodulación para guiar a insectos

Los drones son un incipiente concepto que está ganando terreno dentro cada una de las áreas de investigación alcanzadas por la tecnología. La compañía estadounidense Drapper y el Instituto Médico Howard Hughes han tomado el patrón de la libélula para desarrollar un pequeño dron que materialice sus cualidades.

El prototipo de dron DragonflEye

En efecto, este concepto de dron biológico es en realidad una micromochila electrónica provista con sensores y que en los próximos años permitirá controlar el sistema nervioso y el vuelo de un insecto, como es el caso de una libélula.

Te puede interesar: Estas mariposas en realidad son vigilantes robóticos que vuelan en perfecta sincronía

Así, como lo detalla el portal Xataka Ciencia, DragonflEye dispone de optrodos. Es decir, diminutas estructuras que, a través del sistema nervioso de la libélula, envían señales lumínicas a las neuronas encargadas de dirigir el vuelo del insecto.

Incluso, este proyecto de investigación ya está mostrando grandes resultados en la manera de guiar la trayectoria de vuelo de estos particulares insectos. Además, este diminuto prototipo de dron contará con funcionalidades y servicios como posición, navegación y cronometría por satélite. También, tecnología biomédica, conceptos de autonomía y nanotecnología.

DragonflEye

Te recomendamos: Gladius, el dron acuático capaz de grabar en 4K

Entre sus principales aplicaciones, mencionadas a través del blog oficial del proyecto, estarían la de polinizar, localizar objetivos o vigilar instalaciones. Un detalle a tener en cuenta es, según declaraciones de Jesse J. Wheeler (ingeniero biomédico de Drapper), que estas herramientas podrían ser útiles en los próximos años para tratamientos médicos, terapias más eficaces y con menor cantidad de efectos secundarios.

Indudablemente, pensar en un diminuto robot con forma de libélula trabajando en nuestro interior excede nuestra capacidad de asombro. Pero, la innovación tecnológica pretende avanzar en el ofrecimiento de mejores herramientas para solucionar problemas con un particular ingenio que está superando nuestra imaginación.

¿Qué pensáis? ¿Qué otras aplicaciones creéis que podría tener este particular prototipo? No olvidéis dejar vuestras impresiones a través de los comentarios.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here