Un fabricante chino de automóviles quiere algoritmos españoles en sus coches autónomos

Un fabricante chino de automóviles quiere algoritmos españoles en sus coches autónomos

0
Compartir

La creación de un vehículo autónomo no depende únicamente del fabricante del propio vehículo, sino que intervienen una serie de agentes que hacen posible su correcto funcionamiento. Uno de los elementos más importantes dentro del proceso de creación de este tipo de automóviles es el software que le permita circular sin provocar o sufrir accidentes.

Dentro de este sector, encontramos diversos ejemplos de compañías que están perfeccionando su propio software. Es el caso de Tesla con su Autopilot 2.0, un sistema que permitirá que los próximos vehículos de la marca sean completamente autónomos. De hecho, la empresa dirigida por Elon Musk comenzará las pruebas de los primeros coches equipados con esta actualización de su software este mismo verano en Dubai.

Un fabricante chino poco conocido en nuestro país, SAIC Motor, es el mayor productor de automóviles de China. Todo un gigante asiático que se encuentra actualmente en el puesto número 46 dentro de la lista “Fortune 50”.

Pues bien, esta compañía es noticia hoy porque quiere fabricar sus propios coches autónomos y para ello ha adquirido la empresa de origen español BigML. Esta compañía especializada en machine learning fue fundada en 2011 en Oregon por Francisco Martín, su actual CEO, y Tom Dietterich, uno de los creadores del machine learning.

El machine learning puede ser el futuro de la conducción autónoma

BigML puede ser una gran desconocida para el gran público, sin embargo, esta empresa cuenta con 43.000 usuarios en más de 120 países distintos y abrió una oficina en Valencia en 2015. Además, es responsable junto a Telefónica de crear un algoritmo capaz de predecir si una startup tendrá éxito o no.

El propio Martín afirma que el _machine learning será el encargado de hacer funcionar los coches autónomos. Estos deberán ser programados con datos en lugar de con instrucciones. En palabras de Martín: “No puedes decirle a un coche lo que tiene que hacer si va a 30 km/h y alguien cruza a 20 metros y así para cada situación. Es imposible. Si le dejas recoger datos y pones a una persona conduciendo puede aprender y generar reglas para esos datos.”

Una inversión millonaria

Es por ello que Martín confía en la herramienta creada por su empresa basada en el machine learning y esta puede ser el principal motivo que ha llevado a SAIC Motor a invertir una cifra que todavía no conocemos pero que estaría formada por millones de dólares. Esto teniendo en cuenta que la semana pasada DataRobot, principal competidora de BigML recibió 50 millones de euros y Turi, otra compañía especializada en esta tecnología que fue adquirida por Apple el verano pasado por 184 millones de euros.

No hay comentarios

Dejar una respuesta