Inicio Actualidad Samsung Galaxy S8, así ha cambiado respecto al Galaxy S7 Edge

Samsung Galaxy S8, así ha cambiado respecto al Galaxy S7 Edge

No es ninguna sorpresa decir que el Galaxy S8 es superior al Galaxy S7 Edge. Era predecible.

3
Compartir

Hace varios días el Samsung Galaxy S8 se hizo realidad. Ahora bien, llegó el momento de hacer una comparación con su antecesor, el Samsung Galaxy S7 Edge. ¿Por qué con el modelo Edge y no el estándar? Principalmente porque el nuevo Galaxy S8 ya es equivalente a un Edge, por el diseño de su pantalla curva. Además, en tamaño son más similares, y el Edge es más potente que el Samsung Galaxy S7.

Ahora compararemos el nuevo teléfono de Samsung todos los apartados con respecto a uno de los teléfonos estrella de 2016 el Samsung Galaxy S7 Edge.

Pantallas y diseño

En el apartado de diseño es donde vamos a encontrar diferencias significativas: el nuevo diseño del Samsung Galaxy S8 alcanza el 58% de ratio de pantalla, mientras que el Galaxy S7 Edge se quedó en un 76%. ¿Cuál ha sido la razón principal? La eliminación del botón delantero. Esto ha hecho que los bordes se recorten aún más.

La pantalla del Samsung Galaxy S8 es de 5,8 pulgadas, con resolución 1440 x 2960 píxeles, que es superior al Quad HD, y protección Corning Gorilla Glass 5. Adicionalmente incorpora tecnología 3D Touch. El Galaxy S7 Edge, por su lado, se mantiene en Quad HD (1440 x 2560 píxeles) para sus 5,5 pulgadas con protección Corning Gorilla Glass 5. En ambos casos, la pantalla es curva en ambos lados.

En el Galaxy S8 encontramos una pantalla de 5,8 pulgadas, sí, pero sin embargo, no tenemos un terminal demasiado grande. Su grosor es de 8 mm, su altura de 148 mm, y su peso 155 gramos.** Sorprendentemente, el Galaxy S7 Edge, con sus 5,5 pulgadas de pantalla, tenía más altura (150 mm) y pesaba más (157 gramos)**. Eso sí, el Samsung Galaxy S7 Edge es levemente fino, con 7,7 milímetros de grosor.

Comparación de rendimiento

A los usuarios les importa muchísimo la potencia de sus dispositivos. Si comparamos a estos dos buques nos encontramos con que el Samsung Galaxy S7 Edge venía equipado con un procesador Exynos 8890 de ocho núcleos a un máximo de 2,3 GHz y 4 GB de RAM.

Su sucesor repite procesador propio, al menos en su versión europea, pero este sube de generación. En el Samsung Galaxy S8 encontraremos un chip Exynos 8895 también de ocho núcleos con un máximo de 2,3 GHz de frecuencia de reloj. La memoria RAM se mantiene, con 4 GB. Desde el punto de vista de hardware, no es una diferencia significativa.

En el almacenamiento sí vemos un salto importante: de los 32 GB que ofrecía el Galaxy S7 Edge pasamos a los 64 GB del Galaxy S8. En ambos casos, eso sí, es un almacenamiento ampliable vía tarjeta microSD.

Novedades en el software

El Samsung Galaxy S8 viene con Android 7 Nougat de base. El Galaxy S7, por su parte, vino con Android 6.0 Marshmallow, pero hace poco se liberó su actualización a Android 7. Por ello, en materia de software habrá pocas cosas que como mínimo, no sean compatibles.

Sin embargo, hay un aspecto del software del Galaxy S8 que marca una diferencia grande con su antecesor. Se trata de Bixby, el asistente virtual. La inteligencia artificial de Samsung, con voz de mujer, se convierte en un intermediario entre el usuario y el teléfono.

A través de comandos de voz, al estilo de Google Assistant o Siri, podremos recibir información del tiempo o del tráfico, revisar el calendario o los mensajes recientes. Además, gracias a Samsung Connect, podremos también controlar otros electrodomésticos inteligentes Samsung como la tele, el aire acondicionado o el frigorífico.

Te puede interesar: Bixby y Gear 360, las dos novedades que han acompañado al Samsung Galaxy S8 en su presentación

Analizando las cámaras

La cámara trasera del Samsung Galaxy S7 Edge fue todo un éxito, gracias en parte a su sensor Dual Pixel de 12 megapíxeles. Además, una apertura de f/1.7 y la posibilidad de grabar vídeos en 4K hacían de ésta una cámara de bandera. La delantera, sin tener tanta resolución (5 megapíxeles), mantenía una apertura de f/1.7 y tenía HDR automático. Y muy buenos resultados.

Cuando comparamos esta cámara con la del Samsung Galaxy S8, no encontramos diferencias significativas. La cámara trasera al menos, se mantiene equivalente en hardware, en software si hay algunas novedades, una de ellas es la posibilidad de grabar a ultracámara lenta. En la cámara delantera, sí hemos encontrado una mejoría. Los 5 megapíxeles se convierten en 8, mientras que la apertura se mantiene.

Batería y conexiones

La batería del Samsung Galaxy S7 Edge tenía 3.600 poderosos miliamperios de capacidad. Prometía aguantar hasta dos días de uso regular. Además, incluía tecnología de carga rápida y carga inalámbrica.

Con la llegada del Samsung Galaxy S8, nos encontramos con una batería sensiblemente inferior, equivalente a la que ofrece el Galaxy S7 en su modelo estándar. 3.000 miliamperios también con carga rápida y carga inalámbrica. Si el sistema está optimizado, no debería suponer ningún problema para el terminal.

En cuanto a conexiones, el principal cambio es el salto de un conector de carga USB 2.0 en el Galaxy S7 a un puerto USB tipo C en el Galaxy S8. La versión del Bluetooth también cambia, siendo 5.0 en el Galaxy S8 y 4.2 en el Galaxy S7 Edge. En el resto de características, no hay demasiada diferencia: NFC, 4G, GPS y Wi-Fi.

Conclusiones

No es para nada una sorpresa decir que el Galaxy S8 es superior al Galaxy S7 Edge. Era predecible. Sin embargo, sí que hay que dejar claro que el Galaxy S7 Edge se mantiene con mucha dignidad, un año después, como un gran móvil y una buena opción de compra. La compra del Galaxy S8 está muy recomendada, pero también la del Galaxy S7 Edge. El primero es una continuación necesaria del segundo, y en cualquier caso, son dos terminales excelentes.

Lo que está claro es que Samsung no ha querido romper radicalmente con su tradición ni su estilo, aunque se ha modernizado y se ha adaptado al cambio de los tiempos. Ha mejorado lo mejorable, y se ha quedado lo que ya de por sí estaba muy bien y le estaba funcionando.

3 Comentarios

  1. Gracias por el esfuerzo ,Enrique … pero ¿Nadie más está un poquito harto de este disforzado “hype”? … ya me irrita mucho sabiendo que va a estar un ojo de la cara y más de lo mismo xD y lo mucho que reprograman este lanzamiento… personalmente me emocionaría más saber que otras marcas ( como mi favorita AGM, por ejemplo): lograrán entrar más fácilmente al mercado :S

    • Gracias por leerme Soledad! Tomaré en cuenta tu sugerencia y darte la razón, es bueno saber que existan marcas alternativas que se están haciendo un buen nombre en el mercado. Te haré saber personalmente cuando escriba sobre AGM, de nuevo muchas gracias por leer 😀

    • Gracias por leerme Soledad! Tomaré en cuenta tu sugerencia y darte la razón, es bueno saber que existan marcas alternativas que se están haciendo un buen nombre en el mercado. Te haré saber personalmente cuando escriba sobre AGM, de nuevo muchas gracias por leer 😀

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here