IBM inventó la manera de almacenar los datos en un solo átomo

IBM inventó la manera de almacenar los datos en un solo átomo

Un equipo de investigadores del IBM Research descubrió la manera en que se puede almacenar un bit de datos en un solo átomo

0
Compartir

Durante los últimos años, la electrónica ha dado pasos agigantados en el campo de la nanotecnología. Sin embargo, la gran meta que persigue es la de manipular en forma precisa los átomos y moléculas para la fabricación de productos a microescala. Según una publicación de la revista Nature, el equipo de investigadores del IBM Research ya se encuentra allí y ha anunciado que lograron almacenar datos con éxito en un solo átomo.

Un logro que cambiaría la manera de fabricar los dispositivos de almacenamiento en el futuro

Microscopio de IBM utilizado para almacenar datos en un solo átomo

El actor fundamental en este escenario es el Holmio, un elemento químico que ayudó a los investigadores encajar los datos en un solo átomo. En efecto, fue seleccionado debido a su potente campo magnético creado por una gran cantidad de electrones no emparejados. Los electrones de Holmio y su proximidad a su núcleo dan a cada átomo más estabilidad de lo normal y permiten que se use para almacenar un solo bit de datos.

Tal como lo describe TICbeat, se debe tener en cuenta que los discos duros actuales precisan alrededor de 100.000 átomos para almacenar ese bit de información. De ahí que este logro supone un gran hito en la carrera por lograr formas más potentes de almacenamiento.

En este caso particular, un bit es la diferencia entre la orientación de un solo campo magnético del átomo de Holmio, y demostró ser legible como cero o uno. Incluso, los investigadores utilizaron dos métodos para leer los datos, y ambos mostraron ser capaces de leer un sólo bit de datos de cada átomo individual, así como “reescribir” los datos girando los átomos en la orientación opuesta y congelándolos en su lugar.

Te puede interesar: IBM Q, los ordenadores cuánticos basados en la nube que superarán a todo lo creado hasta el momento

¿Dónde radica la importancia de este descubrimiento?

Christopher Lutz, investigador en jefe del equipo de nanociencia del IBM Research, ha explicado que los bits magnéticos están en el corazón de las unidades de disco duro, la cinta y la próxima generación de memoria magnética.

Así, la investigación ha tenido como objetivo entender qué sucede cuando se reduce la tecnología hasta el extremo más básico: “la escala atómica”. Además, desde IBM han podido escribir y leer de forma independiente dos átomos magnéticos separados por un nanómetro de distancia.

Equipo de investigación del IBM Research

Te recomendamos: Nuestro ADN podría ser el mejor sistema de almacenamiento

Por consiguiente, para la compañía este descubrimiento significaría una “luz en el horizonte” en lo que respecta a nuevos conceptos e innovaciones tecnológicas para el desarrollo de dispositivos con grandes capacidades de almacenamiento, pero infinitamente más pequeños. El resultado podría traducirse no solo en ordenadores más livianos, sino también en centros de datos de menores dimensiones con una potencia enorme.

En otras palabras, podríamos almacenar toda la biblioteca de iTunes de 35 millones de canciones en un dispositivo del tamaño de una tarjeta de crédito, según precisaron desde IBM. Sin embargo, esta es solo una investigación y, por consiguiente, aún no puede arrojar productos de consumo que materialicen el avance.

Pero, es la puerta de ingreso al futuro de electrónica, y para que los fabricantes en algunos años comiencen a mostrarnos dispositivos que contengan esta nueva tecnología de almacenamiento. Mientras tanto, el gigante azul ya ha dado el primer paso.

¿Qué pensáis? ¿Creéis que esta tecnología puede ser el gran hito que nos lleve a discos duros mucho más pequeños? ¿Podrá la electrónica implementar este concepto en los artículos de consumo diarios? ¿Qué futuro les depara a los grandes centros de almacenamiento? No olvidéis dejar vuestras impresiones a través de los comentarios.