La NASA ya desarrolla ordenadores que pueden sobrevivir a las temperaturas de Venus

0

Venus es el segundo planeta por orden de distancia al Sol. La temperatura media de la superficie de planeta es de 464 grados centígrados y nunca baja de los 400 grados, lo que lo hace de este mundo el más caliente de todo el sistema solar. La atmósfera rica en dióxido de carbono tiene una presión de casi 90 veces la de la Tierra.

Si te movieras alrededor de Venus, en el seguro caso de que el calor extremo no te mate antes, sentirías como si estuvieras nadando a 900 metros de profundidad debajo del agua. Sobrevivir en estas condiciones es casi imposible, incluso para las máquinas. Sin embargo, la NASA ha encontrado una nueva solución con una electrónica más resistente.

Te puede interesar | ¿Podría la Tierra sobrevivir a la muerte del Sol?

Un nuevo circuito puede soportar las condiciones del planeta Venus durante 521 horas, o cerca de 100 veces más que la anterior electrónica de la última misión a Venus y que cualquier otra cosa creada por el hombre. “Hemos demostrado una durabilidad en la electrónica mucho más larga, sin enfriamiento y protecciones exteriores, en una reproducción física y química de la atmósfera superficial de Venus”, dijo Phil Neudeck, ingeniero líder del proyecto. “Ambos circuitos integrados siguen funcionando incluso después del final de las pruebas realizadas”, subrayó Neudeck.

Este descubrimiento permitirá realizar nuevas misiones en Venus que posibilitarían a los satélites monitorizar y reunir datos sobre las condiciones del planeta durante días, en lugar de horas. Ésto dará lugar a que la inversión dedicada al estudio de cerca de Venus aumente, ya que las empresas e instituciones no verán con tanto riesgo dedicar millones de dólares al envío de misiones a este caluroso planeta. Los nuevos circuitos también pueden tener importantes aplicaciones aquí en La Tierra, como ayudar a reducir las emisiones en los motores de los aviones.

Te puede interesar | El presupuesto de Trump para la NASA suprime la misión de aterrizaje en la luna de Júpiter

Aunque la moderna tecnología es la posibilidad más apasionante para el estudio de Venus, que no ha tenido una misión desde el lanzamiento de la sonda soviética Vega 2 en el 84. La nave soviética Venera 13 aterrizó en la superficie de este mundo infernal y aguantó funcionando en la superficie 127 minutos, ésto nos permitió ver de cerca cómo era aquel lugar gracias a las fotografías tomadas.

¿Qué te parece esta excelente noticia? Deja tus comentarios debajo y no olvides seguir nuestro Facebook y Twitter para estar al tanto de las últimas novedades.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.