Inicio Actualidad La NASA crea una impresora 3D para hacer las mejores pizzas

La NASA crea una impresora 3D para hacer las mejores pizzas

0
Compartir

La impresión 3D tiene un potencial inimaginable a nivel de aplicaciones en nuestra vida cotidiana, desde generar objetos tridimensionales de cualquier tipo en la vida real, hasta crear cuerpos de la magnitud de un vehículo totalmente funcional o incluso órganos artificiales. Esta expansión de posibilidades ha llegado al ámbito gastronómico en forma de pizza. Sí, has leído bien, porque los científicos de la NASA andan motivados por producir comida con este tipo de tecnología.

Imprimiendo pizzas en 5 minutos

Preocupados por las técnicas de impresión 3D y con especial interés en buscar alternativas a la comida enlatada y deshidratada de los astronautas en sus misiones más allá de la atmósfera terrestre, NASA lleva un tiempo interesada en proyectos como el que nos ocupa. La creación de una impresora 3D de alimentos ha sido un paso más en este camino, con la empresa BeeHex como principal incubadora de su idea y construcción. Al fin, tras proporcionar a la startup una financiación de 125.000 para llevar a cabo el desarrollo del invento, ha sido posible crearla.

La impresora de comida, que ha sido bautizada provisionalmente bajo el nombre de Chef3D, es capaz de crear pizzas de alrededor de 30 cm en menos de 5 minutos. La elección de generar concretamente una pizza no ha sido arbitraria, pues los investigadores consideraban que la elaboración de este alimento mediante superposición de ingredientes a partir de cartuchos creaba un escenario idóneo para probar su artefacto de una manera lo más realista posible. Con esto, no es fácil descartar que el proyecto se pueda extrapolar en un futuro a otros tipos de creación gastronómica.

BeeHex presenta su producto desde su canal de YouTube.

Del espacio a las franquicias de alimentación

Como hemos comentado anteriormente, a partir de 2012 la NASA se implicó especialmente en la alimentación de sus astronautas en expediciones de largos periodos de tiempo. La compañía de Anjan Contractor, Systems and Materials Research Corporation, fue clave en este proceso de creación de un prototipo viable. Más tarde, sería esta misma persona, ingeniero y emprendedor, quien cofundaría BeeHex para desarrollar las impresoras en un plano más comercial.

A día de hoy está siendo un éxito en diversos festivales culinarios y gastronómicos de ciertas áreas de norteamérica; llegando incluso a haber cerrado un convenio de financiación con el fundador de Donatos Pizza, Jim Grote.

En resumen, cada vez estamos más cerca de la elaboración artificial de alimentos por parte de artefactos robóticos, un escenario peculiar propio de las películas de ciencia-ficción que compañías e investigaciones como las de la NASA acercan a nuestra realidad.

¿Cuál es el límite? ¿Comeremos algún día como lo hacen los astronautas? ¿Dejará de existir la profesión del chef como tal? Comparte tu opinión.

Más información | BeeHex

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here