El padre de la batería de ion de litio colabora en su...

El padre de la batería de ion de litio colabora en su mejora de cara al futuro

0
Compartir

Ya sea por poder ofrecer rendimiento y autonomía para todas las aplicaciones que existen actualmente, o bien por poder afrontar el futuro de los dispositivos móviles, el mundo de las baterías debe apostar por evolucionar y mejorar sus productos. Estamos seguros de que esa evolución llegará, más aún conociendo quien está detrás del último gran proyecto.

Y es que según hemos conocido en Engadget, John B. Goodenough, el considerado como creador de las baterías de ion de litio, se está encargando de aportar su granito de arena al proyecto. Esta noticia sólo se puede entender como una buena nueva, puesto que las baterías de ion de litio han marcado una época muy importante en el mundo de la tecnología, ¿Quién sabe si la más longeva para un producto de este tipo?

Una alternativa mejor

Aunque estas baterías a las que hemos hecho referencia han proporcionado un gran rendimiento y han posibilitado muchos avances, lo cierto es que a día de hoy se están quedando obsoletas, un hecho que demuestran noticias como la prohibición de las baterías de ion-litio en los aviones de pasajeros.

Es por esto por lo que ya llevamos algún tiempo asistiendo a la creación y anuncio de alternativas que consigan mejorar el rendimiento y la fiabilidad. Y aunque ya hemos visto ideas impresionantes, como las baterías basadas en agua, lo cierto es que la idea apadrinada por Goodenough podría ser hasta la fecha la más consistente de cara al futuro.

El investigador al que hacemos referencia cuenta ya con 94 primaveras a la espalda, pero eso no es impedimento para continuar con su actividad docente en el campus de Austin de la Universidad de Texas. Ha sido precisamente allí donde un equipo bajo sus supervisión y capitaneado por María Helena Braga ha desarrollado el prototipo de nuevas baterías.

Un prototipo que cuenta con dos características que suponen dos grandes ventajas. En primer lugar, la producción de esta nueva batería sería low-cost, lo que significa que fácilmente se podría producir a gran escala y ser probada en muchos prototipos. La segunda gran característica de la creación es que será más segura que las baterías de ion de litio, una cualidad muy importante de cara al futuro.

Y por si esto fuera poco, parece que también será posible realizar baterías de mayor capacidad en menor espacio. Una gran ventaja si pensamos en vehículos eléctricos o cualquier otro gran dispositivo de futuro cuya autonomía depende principalmente de la batería de a bordo.

Un cambio importante

Para entender un poco cuál es el cambio que se propone con esta nueva creación, hay que entender el principio del que se ha partido. Se ha sustituido el tradicional material líquido de las baterías de ion de litio por cristales de electrolitos, un cambio que posibilita todas las ventajas descritas anteriormente y que influye directamente en la estabilidad del compuesto.

Los cristales de electrolitos también posibilitarán un alto grado de resistencia frente a temperaturas extremas. Según sus creadores, estas nuevas baterías serán capaces de trabajar a temperaturas de -20 grados y podrán ser fabricadas con materiales poco perjudiciales para el entorno y la naturaleza. Aunque esto último está por verificar cuando veamos un modelo final de estas baterías.

Y es que según ha indicado Goodenough, el equipo de investigación responsable del invento se encuentra ahora a la búsqueda de un partenariazgo con compañías del sector de la tecnología para desarrollar una versión más profesional del invento. La idea no es otra que ponerlo a prueba a bordo de vehículos eléctricos y gadgets actuales para demostrar su eficacia y buen hacer. Y sobre todo para poner en vías de desarrollo estas nuevas baterías que deberían traer una gran mejora al sector de la tecnología.

No hay comentarios

Dejar una respuesta