Esta piel electrónica supera a la humana en sensibilidad

Esta piel electrónica supera a la humana en sensibilidad

0
Compartir

El deseo por fusionar tecnología y materia biológica humana ha estado siempre muy presente en el pensamiento y los hitos científicos. Deseosos de crear verdaderos androides, como si de las mejores películas de ciencia ficción se tratase, la ciencia ha ido encaminada a emular e incluso mejorar nuestros rasgos naturales.

La piel es la protagonista de esta historia, escrita por un grupo de investigadores de la universidad de Glasgow, en Reino Unido. Han logrado, nada más y nada menos, que desarrollar un tejido epidérmico electrónico con un sentido del tacto más potente y preciso que el de los seres humanos. Según comentan, este avance se podría aplicar en un futuro tanto en esferas médicas, permitiendo devolver el sentido del tacto a personas con miembros amputados; como en tecnológicas, creado verdaderos robots capaces de sentir.

El grafeno es ideal para fabricar piel electrónica

Curiosamente, hace unas semanas nos preguntábamos qué había ocurrido con el innovador y polivalente material llamado grafeno, que tanta expectación ha causado en el mundo de la tecnología en los últimos años. Pues bien, como un ejemplo más de las innumerables aplicaciones que posee este componente, la investigación se basa en él para la fabricación de la piel electrónica. Los motivos que lo justifican son sus interesantes características, flexibilidad y potencial para emplear los rayos de sol para suministrar al prototipo la energía que requiere.

Conociendo sus peculiaridades, es fácil intuir el porqué de la elección de este material como protagonista en el desarrollo del proyecto. El grafeno se trata de un elemento compuesto por carbono con un solo átomo de espesor. Sus principales singularidades son su flexibilidad, dureza, conductividad y transparencia; haciendo de este material el ideal para fabricar piel artificial.

Te gustará: SkinMarks, tatuajes electrónicos en tu piel para controlar dispositivos móviles

Precisión superior al sentido del tacto humano

Además, como nos cuentan desde Forbes, esta piel sintética se trata en esencia de un sensor de contacto, y requiere sobre 20 nanovatios por centímetro cuadrado para su correcto funcionamiento. Para suplir esta necesidad energética, se han integrado células fotovoltaicas en el material, que capturarán la energía solar para alimentarlo.

Como explica Ravinder Dahiya, director de la investigación e ingeniero eléctrico de la Universidad de Glasgow, “La piel humana es un sistema increíblemente complejo capaz de detectar la presión, la temperatura y la textura a través de una serie de sensores neuronales que llevan señales desde la piel hasta el cerebro”. “Mis colegas y yo hemos dado pasos importantes en la creación de prototipos de prótesis que integran piel sintética y son capaces de hacer mediciones de la presión muy sensibles. Gracias a eso, una prótesis de una mano es capaz de realizar tareas difíciles como agarrar adecuadamente materiales blandos”, afirma el científico.

Relacionado: SkinTrack: usa tu piel para controlar tu smartwatch

Aunque no es el primer prototipo en que la ciencia trabaja para generar piel artificial dotada de sensibilidad, este proyecto enfocado a suplir necesidades reales como la mejora de las extremidades protésicas de las personas o el acercamiento al mundo androide parece tener muy claras sus intenciones.

Si deseas conocer al completo la investigación de su grupo, puedes encontrar el artículo científico publicado recientemente en Advanced Funcional Materials.

¿Crees que en un futuro será posible que la capacidad sensorial de los robots supere a la humana? Comparte tu opinión.