Uber anuncia su marcha de Dinamarca

Uber anuncia su marcha de Dinamarca

0
Compartir

Mala temporada para la compañía Uber. Si recientemente hemos conocido como un accidente le obligaba a suspender su programa de vehículos autónomos, ahora la empresa debe hacer frente a nuevas normas y leyes con las que no se siente nada a gusto. La última decisión apunta al abandono de su funcionamiento en Dinamarca.

A juzgar por la inminente ejecución de esta decisión, parece que la salida de Uber del país europeo es inamovible e irreversible. Según recogen en TechCrunch la empresa dejará de ejercer su actividad a partir del próximo día 18 de abril, y aduce como principal razón de la decisión la nueva ley del taxi aprobada para el país.

Demasiados requisitos

La medida de la discordia que no ha gustado nada a Uber ha sido una nueva ley aprobada en el país que busca abrir el mercado a nuevas compañías de taxis. El problema no es que se busque ampliar la competencia, sino los requisitos mínimos que dicha ley empezará a exigir a los operadores.

Entre esos requisitos se encuentra la obligación de instalar contadores en los vehículos, cámaras de vigilancia y sensores de asiento. Unas iniciativas que parecen chocar frontalmente con el modelo de oferta por el que se rige Uber. La estructura de Uber funciona con conductores que utilizan sus vehículos particulares como taxis y sus dispositivos móviles como taxímetros, por lo que la adaptación parece prácticamente imposible.

Te puede interesar: Spotify se estaría planteando romper su alianza con Uber

Un portavoz de la firma ha querido quitar hierro a todo este asunto y ha declarado que desde Uber van a colaborar con el gobierno para buscar una solución o modificación a esas medidas, aunque parece poco probable que lleguen a un consenso antes de esa fecha clave del 18 de abril.

Las cosas de palacio van despacio, y todo indica que Uber tendrá que dejar de funcionar en Dinamarca, por lo menos de manera momentánea. Los efectos que esta decisión tendrá serán importantes para el resto del mundo, porque la situación puede crear precedente.

¿Todos contra Uber?

No es ningún secreto que Uber genera polémica en muchos países en los que opera. España podría ser uno de los lugares en los que más conflictos se han generado entre el gremio de los taxistas tradicionales y este nuevo estilo de transportes, no siendo pocas las iniciativas que exigen al Gobierno que medie en el conflicto.

Parece pues que si el ejecutivo español se decidiera a aplicar una serie de medidas similares a las de Dinamarca, Uber también pasaría a tenerlo difícil en España. ¿Qué reacción se podría esperar entonces de los usuarios?