Las mejores alternativas gratuitas a Microsoft Word en Windows

Las mejores alternativas gratuitas a Microsoft Word en Windows

Los editores de texto alternativo están ganando cada vez más peso, y ya pueden rivalizar de tú a tú con el producto estrella de Microsoft.

0
Compartir

Cada vez se repite más esta situación: abrimos por primera vez nuestro flamante ordenador recién comprado, lo mejor del mercado, y cuando accedemos al menú de programas nos llevamos una ingrata sorpresa: ¡Hay que pagar para usar Microsoft Word! Así es, ha llegado el fatídico día en que el mítico procesador de texto ha dejado de ser gratuito, pero que no cunda el pánico. Te traemos cuatro alternativas que llegan a hacerlo incluso mejor.

WPS Office Writer

Quizás te suene ya este nombre. El editor de texto de WPS se popularizó con la aplicación que lanzaron para nuestros smartphones. Un simple y funcional editor de texto que se adelantó a la llegada de la aplicación oficial de Microsoft Word.

Su versión para PC es bastante más completa que la de los dispositivos móviles. Incluye todas las funcionalidades que ofrece el editor de Microsoft, con la única diferencia de que este es gratis. Incluye también una amplia galería de temas, que nos permite elegir la plantilla que mejor se adapte a nuestras necesidades, con la ventaja de que se actualizan con bastante frecuencia. Cuántas veces hemos abierto una plantilla en Word que parecía sacada de la Edad de Piedra.

Su mayor ventaja es la apariencia. A diferencia del resto, WPS ha sabido adaptar sus productos a lo largo de los años, y vaya que si se nota. La interfaz, limpia e intuitiva, está perfectamente integrada en el editor, y a nivel de minimalismo, llega a superar a la versión oficial de Microsoft.

Echa un vistazo a: Descubre WPS Office, un set de ofimática con compatibilidad total con Microsoft Office

Descarga WPS Office

Libre Office Writer

La empresa Libre Office es la más veterana en este sector. Fue la primera que comenzó a ofrecer alternativas gratuitas de los programas de la suite de Microsoft Office. La versión que ofrecen como alternativa a Word, da soporte para un gran número de formatos, por lo que es una opción muy versátil. Además, está basado en código abierto, por lo que está abierto a la aparición de nuevas propuestas constantemente.

La interfaz es uno de sus puntos más débiles. Hace bastante que no actualizan el aspecto gráfico del editor, y a día de hoy no es lo mejor que podemos encontrar si buscamos un diseño intuitivo y adaptado a los tiempos modernos. Las plantillas también se resienten en este aspecto, mostrando diseños algo desfasados.

Donde sobresale este editor es en cómo se relacionan los programas de la suite ofimática entre sí. Nos ofrece todo tipo de facilidades, para que nuestro editor de texto muestre una tabla a partir de unos datos presentados en un documento de Excel, por ejemplo. Sin duda, es una herramienta a tener en cuenta de cara a las empresas, donde este tipo de operaciones están a la orden del día.

Te recomiendo: Te mostramos qué es LibreOffice y cómo funciona

Descarga LIBREOFFICE

FocusWriter

Su propio nombre es una declaración de intenciones. FocusWriter es la alternativa más distanciada a Microsoft Word que vamos a encontrar en esta recopilación, pero era necesario incluirla debido a la tremenda originalidad del programa. Está enfocado a centrarnos en lo que estamos escribiendo, para que, libres de cualquier distracción, el texto resultante sea resultado de lo mejor de nosotros mismos.

Muestra una interfaz minimalista. El programa se inicia en pantalla completa. Cuando comenzamos a escribir desaparece el folio y sólo se nos muestra el párrafo que estamos redactando, para que centremos nuestra atención en las palabras que salen de nuestro teclado. No da importancia al formato que adopta el texto, ni al resto de funcionalidades que ofrecen los editores tradicionales. Es lo más parecido a un bloc de notas, pero con una interfaz que enamora desde el primer momento.

Descarga FOCUSWRITER

FreeOffice TextMaker

En este caso, nos encontramos con un editor a la antigua. El diseño puede echarnos para atrás, pero cuando nos acostumbramos a la interfaz, la funcionalidad que presenta explica por qué ha variado tan poco con el paso de los años. Poder modificar el formato del texto en la barra lateral es todo un acierto.

No nos dejemos engañar por este editor con apariencia de vejestorio. TextMaker está a la última, y nos ofrece la posibilidad de seguir los cambios en documentos colaborativos en tiempo real. Sin embargo, tiene una gran desventaja, no permite guardar nuestros documentos en formato Docx, a no ser que compremos la versión premium. Algo que le quita puntos frente al resto de competidores.

Descarga FREEOFFICE

Cualquiera de estas opciones es totalmente viable, y ninguna de ellas te decepcionará. Está claro que la competencia a la que se enfrenta Microsoft Word es cada vez mayor, lo que beneficia a los usuarios. Siempre que existe una fuerte competencia, las compañías suelen introducir funciones innovadoras para llamar la atención del público.

Anímate y cuéntanos lo que te gustaría que introdujera Microsoft en futuras versiones.